jueves, 24 de noviembre de 2016

Los secretos culinarios del amor

"La vida entera transcurre en la cocina."

Marcela Serrano, "Nosotras que nos queremos tanto".





Los secretos del amor son culinarios:
en el amor, igual que en la cocina, 
 se bate, se amasa, se tamiza,
 se revuelve, se vierte, se alisa,
se rellena, se decora y se atempera;
las cosas claras y el chocolate espeso.  

El horno no está siempre para bollos
y a veces todo sólo sabe a nada,
otras, en cambio, la boca se hace agua,
pasan días sin comerla ni beberla,
noches en que, con aguardiente, nada se siente,
 hambrunas y tiempos más fartucos.

En la cocina, igual que en el amor,

algunas veces te cuelgan la galleta
y las migas que te dejan son eternas,
otras, el hambre se junta con las ganas,
picoteando te arruinan la comida
y quien atiza el fuego es el demonio.

"Lo que no engorda, mata", decía mi abuela 
 - una ley aplicable en el amor.
Quiero morir, mi bien, 
plena de pulpa y pimienta,
de mariposas la panza llena,
y en la cocina, flotando en tu olor.




A boca de jarro

jueves, 17 de noviembre de 2016

Contrariar las contrariedades


         Perderse también es camino. 

           Perder-se também é caminho.





Contrariar las contrariedades


Una de las cosas que aprendí es que se debe vivir a pesar de. A pesar de, se debe comer. A pesar de, se debe amar. A pesar de, se debe morir. Inclusive muchas veces es lo apropiado a pesar de que nos empuja hacia adelante. Fue a pesar de una angustia que, insatisfecha, fui la creadora de mi propia vida.



Clarice Lispector en "Un Aprendizaje o el Libro de los Placeres".



Contrariar as Contrariedades


Uma das coisas que aprendi é que se deve viver apesar de. Apesar de, se deve comer. Apesar de, se deve amar. Apesar de, se deve morrer. Inlcusive muitas vezes é o próprio apesar de que nos empurra para a frente. Foi o apesar de que me deu uma angústia que, insatisfeita, foi a criadora da minha própria vida.



Clarice Lispector em "Uma Aprendizagem ou o Livro dos Prazeres".








Estoy hecha de urgencias:

mis alegrías son intensas;

mis tristezas, absolutas,

me cubro de ausencias,

me vacío de excesos,

yo no quepo en lo estrecho,

sólo vivo en los extremos.



Poco no me sirve,

Medio no me satisface,

¡los medias tintas no son mi fuerte!



Todos los grandes y pequeños momentos,

hechos de amor y de cariño,

son para mí recuerdos eternos.

Las palabras me conquistan por un tiempo...

Pero las actitudes me pierden o me ganan para siempre.




Supongo que entenderme 

no es cuestión de inteligencia

y sí de sentir,

de entrar en contacto...

O toca, o no toca...



Clarice Lispector, "Sólo para Mujeres - Consejos, Recetas y Secretos".





Sou composta por urgências: 

minhas alegrias são intensas; 

minhas tristezas, absolutas. 

Entupo-me de ausências, 

Esvazio-me de excessos. 

Eu não caibo no estreito, 

eu só vivo nos extremos. 




Pouco não me serve, 

médio não me satisfaz, 

metades nunca foram meu forte! 




Todos os grandes e pequenos momentos,

feitos com amor e com carinho,

são pra mim recordações eternas.

Palavras até me conquistam temporariamente...

Mas atitudes me perdem ou me ganham para sempre.




Suponho que me entender

não é uma questão de inteligência

e sim de sentir,

de entrar em contato...

Ou toca, ou não toca.



Clarice Lispector, "Só para Mulheres - Conselhos, Receitas e Segredos".




A boca de jarro

domingo, 6 de noviembre de 2016

Mujer al borde de los cincuenta



¡Cuidado!

No hay nada más letal y peligroso
que una mujer a punto de cumplir cincuenta,
una mujer que sin sus gafas de lectura
ve aumentado su deseo sin vergüenza,
ya no le basta que le hagas el amor en una cama
 y es muy capaz de incendiar de desenfado tu bañera.



No tientes, no incites al pecado original,
a una mujer que ya es cincuentenaria,
ya no existe el pecado para ella,
el pecado sería que te la pierdas:
 si la invitás a comer una manzana,
más te vale reservar la caja entera...





Nunca lleves de paseo en tu coche 
a una mujer de camino a la cincuentena:
secretamente y, sólo por un rato, 
ella esperará que le conviertas
el asiento trasero en hotel alojamiento,
 y agarrate del volante si intentás, con palabras, darle vueltas.




Una mujer que ya ha vivido medio siglo
tiene un fuego parecido al de una hoguera:
posee un ardor de inmensa llama
hecho de un femenino altamente inflamable,
y es seguro que con su calor, cual hoguera,
te alimente, te celebre y de placer te mate.




Al estrenar su quinta década
es probable que una mujer prescinda de tu espejo
y con el de ella ya dialogue amablemente:
con el paso de los años, ha descubierto
que la llave de todos los espejos
está en la risa piadosa de aquello que nos muestran.






 Más allá de la curva de salida de la vida
una mujer siente que no hay quien la detenga,
ha dejado atrás el hambre de quedarse con las ganas,
la tiranía de la imagen, el qué dirán, las apariencias,
y ha conquistado la tierra de su sexo en su esencia
al desafiar, con risa, todo lo que de ella aún se espera.






A boca de jarro

jueves, 3 de noviembre de 2016

Lonesome tonight


Basado en un sueño...

Con los ojos entreabiertos
y pesados de deseo,
de lujuria contenida
por la puesta prohibida,
me mirabas desafiante.

A la mesa, yo, un manojo
de temblores y de ecos,
 como el vino en mi copa
se fundía en mis piernas
todo el pulso de mi sangre.




Afrodisíaca visión
tu rostro fue en mí sopor,
sopor de alcohol y soledad
el que te hizo realidad
- sé que es difícil de creer.

Con los labios encendidos
me besaste en un ensueño:
era a mí a quien le cantabas
traspasando la pantalla
en tu Memphis azabache.

- ¡Otra copa, camarero,
de este portentoso vino
(I feel so lonesome here tonight)
que me quiero ir embriagada
con el chico de la tele!










Elvis can't stop laughing


A boca de jarro

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."