viernes, 29 de julio de 2016

Tres días, tres citas (III)

  


   Este poema brilla con luz propia, interpolado como fuera por el mismo Benedetti en su novela Gracias por el fuego, y da debida cuenta de uno de los grandes fuegos de este autor emblemático de las letras rioplatenses: el amor.



Les comparto lo que a mí modo de ver es la mejor forma de disfrutar de la poesía, la versión cantada, ya que, en palabras de Borges, "... el verso exige la pronunciación. El verso siempre recuerda que fue un arte oral antes de ser un arte escrito, recuerda que fue un canto". Así doy por concluida mi participación en este reto agradeciendo vuestra compañía en la lectura.


                         Corazón Coraza (BeatrizCorona) Poema de Mario Benedetti - 

 Coro Facultad Psicología - UNC



A boca de jarro

16 comentarios:

  1. La poesía leída, narrada, recitada y cantada, siempre es muy amena. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Bello poema, tanto escrito como cantado, creo que es verdad un poema te puede decir mucho cuando lo lees pero también te puede transmitir muchas otras cosas recitado o cantando, tiene otros matices!! Me ha gustado mucho!!!

    Besosss mi Fer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo haberte contado alguna vez lo que me costó aprender a cantarlo, amigaza; será por eso que me gusta tanto ;)!

      Un beso enorme y mil gracias!

      Fer

      Eliminar
  3. Precioso final. Broche perfecto hecho poema donde el fuego en tus tres entregas fue protagonista absoluto.
    Felicidades y gracias por el deleite.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te estoy agradecida por haberme postulado para esta intensa y enriquecedora experiencia de la cual ha sido un deleite formar parte, querido amigo.

      Un beso.

      Fer

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Muchas gracias por tu permanente apoyo, Mark.

      Un abrazo.

      Fer

      Eliminar
  5. Me encanta la poesía de Benedetti, mucho más que sus novelas. Como dice Francisco, un broche perfecto para cerrar este reto. A ver si saco tiempo para cerrarlo yo también.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con tu gusto, Rosa: Benedetti me encanta en su poesía mucho más que en sus novelas.

      Muchas gracias y besos!

      Fer

      Eliminar
  6. Gracias por compartir este hermoso poema de Benedetti. Comparto con mucho gusto y celebro que estés bien. Un fortísimo abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo celebro este día por haberte traído de vuelta, mi querida Marybel. Muchas gracias!

      Un beso grande.

      Fer

      Eliminar
  7. Benedetti era un poeta sin verdades ampulosas y por eso mejor poeta.
    Me pregunto si la imagen tan ennoblecida del amor que nos han dado los poetas, los artistas o los cantantes no han influido negativamente en la valoración del que tenemos a mano. ¿No será que acostumbrados a las bellas palabras e imágenes de la cultura no disfrutamos ni sacamos partido a la cruda realidad de nuestros afectos?

    Besos de verano desde el Atlántico Norte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo, Krapp: la simpleza de estos versos los hacen doblemente buenos. Me admira la simpleza y la dicotomía como expresión profunda del amor en este poema. Te formulas una excelente pregunta, amigo: yo creo que en cuestiones de amor, creemos en general sabermucho, y en verdad sabemos tristemente poco.

      Un beso grande desde el frío y muchas gracias!

      Fer

      Eliminar
  8. Me gusta la poesía de Benedetti y esos versos que has escogido. Ahora estoy descubriendo sus novelas pero aún no puedo opinar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Yo prefiero su poesía. Muchas gracias por tu visita.

    Un cordial saludo.

    Fer

    ResponderEliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."