jueves, 5 de mayo de 2016

Esas manos son mías



Después de mil y una noches
de reinventarte en mis sueños
hoy encontré tu recuerdo
perfumado del sabor
de caricias y de besos
en esa cajita vieja
donde yo intento despierta
atesorar los momentos
que arrebolaron mis cielos.

Tu recuerdo estaba envuelto
en la seda de un pañuelo,
y allí se mantiene eterno.
Al abrirlo hoy en mis manos,
vos me extendiste la tuya
como la noche primera
en que tus manos ciñeron
los cuencos de mi cintura
para hacerme sólo tuya. 

Manos tersas y perfectas
que estrenaron mi deseo
al entrelazar mis dedos;
sólo tus manos bastaron
para instruir a las mías
en navegar por tus aguas,
manos que anclaron caderas,
desamarraron mis pechos
y así fundaron mi sexo.

Voy a invitar al recuerdo
de tus manos en mi cuerpo
a cenar junto a las mías
en esta noche tan fría.
Vestí tus manos de fiesta,
decile al tiempo que vuelva,
 con tus manos no ha podido,
que vivís en mis pupilas
y que esas manos son mías.






A boca de jarro

32 comentarios:

  1. OK estoy me hizo recordar algo q vivi :(, esta muy lindo

    ResponderEliminar
  2. Ay eso me hizo recordar algo q viví, esta muy lindo :(

    ResponderEliminar
  3. No sé si me atrevo a exorcizar esos recuerdos, esas imágenes... No suelo alimentar la nostalgia. Ayer vi una foto totalmente desconocida de cuando tenía veinte años. ¿Cómo podía ser yo? No puedo ni imaginarlo. Lleno de deseo, de belleza, de confusión, de sombras, de nieblas que la vida no ha levantado. ¿Querría ser aquel de nuevo por un día sabiendo lo que sabía entonces, sintiendo lo que sentía entonces? Y la respuesta es que no. De ninguna manera. ¿Evocar la belleza de un encuentro, un tiempo hermoso de una relación, de una cena, de una noche? Sí, para eso está la escritura, el juego con las palabras que son otra cosa que lo que fue. Es un constructo, un diaporama imaginario, un baile con esos vocablos que evocan pero no son. Son signos, no son la cosa. Esa es su belleza y su tragedia.

    Besos, Fer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo eso es muy cierto, y, sin embargo, yo soy muy de guardar esos recuerdos.

      Besos y gracias, Joselu.

      Fer

      Eliminar
  4. Ciertamente llegamos a recuerdos imborrables...

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. A alguien le dije que los recuerdos no caducan, no tienen porque hacerlo, viven dentro de uno y tienen sus propias alas, van y vienen; cuando nos visitan los buenos recuerdos, son bienvenidos, si son compartidos la vida del recuerdo se alarga y si se vuelve poema se inmortaliza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita, Daniela.

      Un cordial saludo!

      Fer

      Eliminar
  6. Sensibilidad y sensualidad en estado puro, Fer. Qué gran habilidad e imaginación hay que tener para preservar del tiempo esas manos, esos recuerdos, y hacerlo de manera tan hermosa... Felicidades por unos versos que me han puesto a suspirar :))

    ¡¡Un beso grande y feliz viernes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las manos del hombre amado siempre son muy especiales. Muchas gracias por tus palabras, querida Julia.

      Un beso grande!

      Fer

      Eliminar
  7. El erotismo (que no la pornografía) es básicamente una cuestión de palabras, y con estos versos queda bellamente demostrado.
    Gracias por tu interés Fer, sigo por aquí. He tenido un mes horribilis pero estoy bien. Gracias de todo corazón.
    Un fortísimo abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tienes nada que agradecer, Marybel: el agradecimiento es todo mío por tu valiosa compañía ;)!

      Besos y que cambie pronto la racha!

      Fer

      Eliminar
  8. Preciosos versos llenos de nostálgicos recuerdos de unas manos que fueron mucho y muy sentidas sobre un cuerpo desnudo lleno de expectativas y deseos. Ahora se las recuerda como instrumentos de aquello que fue, y pasó; y se evoca con sentido placer onírico.
    Precioso Fer.
    Besos compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, compañero ;)!

      Besos y gracias!

      Fer

      Eliminar
  9. Manos navegantes, incitadoras de aperturas y vuelos...
    Precioso poema el que les dedicas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste, Marinel. Muchas gracias.

      Besos.

      Fer

      Eliminar
  10. Hola, Fer

    El recuerdo atesorado de sus manos, guardado tan delicadamente en esa "cajita" de tus sentimientos... Manos que acuden a otras manos en un lenguaje eterno, como la magia de aquella primera noche en que esas manos supieron hacerte suya....

    Versos que se funden con la suficiente sensualidad y pasión, como para ser cómplices de tus recuerdos.

    ¡Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Estrella. Muchas gracias por tu valoración de este trabajo.

      Un fuerte abrazo.

      Fer

      Eliminar
  11. Preciosa poesía Fer. Evocar a unas manos erotismo puro cuando el recuerdo es una realidad. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Muy bonito, todos esos sentimientos que se evocan desde el recordar de esas manos y lo que ellas representan.
    Ternura y sensualidad en tus palabras, que me han hecho recordar "manos" que he amado.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que ese recuerdo te haya sonreído, Conxita.

      Un saludo y gracias!

      Fer

      Eliminar
  13. Muchos y bellos poemas se han escrito sobre el poder, la sensibilidad y el lenguaje de las manos. El tuyo está entre los mejores. Me ha encantado.

    Besos, Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra muchísimo, mi querido Luis Antonio.

      Besos y gracias.

      Fer

      Eliminar
  14. "Tu recuerdo estaba envuelto..."

    Seguirá siempre envuelto en esa ternura tuya q guardas en el lugar
    donde solo el corazón habla.
    Un fuerte abrazo.
    Te sonrío con el Alma.

    ResponderEliminar
  15. Después de mi ausencia durante una semana vuelvo a lo habitual y me encuentro con tu bello y reconfortante texto. Tengo fijación por las manos como otras personas lo tienen por los pies. Manos que hablan, manos que sienten y las mías propias, lo mejor que tengo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las manos masculinas tienen un enorme poder de seducción sobre muchísimas mujeres, entre las cuales me cuento. Gracias por tu visita y tus palabras, amigo Krapp.

      Besos y buena semana!

      Fer

      Eliminar
  16. Una memoria estupenda para guardar esos recuerdos fantásticos. Y unas manos estupendas que escriben sobre otras manos.

    Genial, Fer.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, mi querida Angie.

      Un fuerte abrazo.

      Fer

      Eliminar
  17. Cuántas maneras de hablar del amor. Me encantó esta Entrada de Fer.

    ResponderEliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."