lunes, 18 de abril de 2016

La pastilla de Superman

  

   Seis de la mañana de un sábado lluvioso en Costa Salguero. Sobre la pista - convertida a esa hora en un cementerio de botellas vacías - se eleva una nube de vapor espeso que se desprende de los cuerpos amontonados, meneándose en espasmos robóticos bajo la luz negra. Las pastillas pasan del bolsillo de ella, que mandibulea con pupilas dilatadas, a la boca reseca de él, que se bajó varias a puro vodka y que ahora va por otra más de subida. Los espasmos se convierten en patadas en el piso y sordos alaridos bajo la arenga del dios D.J., que alienta desde las alturas :

- " A ver cómo subimos."

Diego cae duro. Los acordes estridentes del rave parecen estallar en su cabeza y en su pecho. Sus ojos quedan en blanco y su cuerpo, azulado, convulsiona. Su chica lo patea brutalmente, intentando despertarlo, ignorando que esta imagen ruidosa y desprolija de su muerte la acompañará - despierta y dormida - por el resto de su vida. En la ruleta rusa de la promiscua repartija de pastillas, a Diego le tocó la que en la entrada del baño ella le acababa de comprar como la pastilla de Superman.




     
A boca de jarro

44 comentarios:

  1. Respuestas
    1. No comprendo muy bien a qué hace referencia tu comentario.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Ha sido duro lo de este fin de semana! Vaya golpe! Esas fiestas son un horror. Muy buen homenaje, Fer. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue muy impresionante, y realmente me pareció de terror.

      Un beso y muchas gracias, Ana!

      Fer

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Lamentablemente, sucede con mucha frecuencia, especialmente entre los más jóvenes.

      Gracias y un saludo, Mark.

      Fer

      Eliminar
  4. Brutal y trágico. La muerte siempre merodea en los lugares más subidos de placer. Es una putada pero es así.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no logro ver cómo encuentran el placer en estos lugares. Creo que la vida de los jóvenes está bastante vacía, y estos acontecimientos me causan una tremenda lástima y mucho miedo.

      Un beso y gracias, Krapp.

      Fer

      Eliminar
  5. Realmente duro el relato y muy actual además. El estar basado en hechos reales le aporta más dramatismo todavía. Suerte en el concurso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Artza! Suerte para ti también!

      Fer

      Eliminar
  6. Tremendo relato, duro como lo es la misma vida...sí.
    Muy bueno, Fer. Te deseo ganadora, ya lo sabes.
    Unos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, mi querida poetisa Marinel ;)!

      Besos!

      Fer

      Eliminar
  7. Me ha recordado mucho a un libro que leí hace muchos años "Camp de Maduixes" (Campo de fresas en castellano, me lo leí en catalán). Muy buena historia. Nos enseña que el miedo no son solo fantasmas y monstruos. ¡Mucha suerte en el concurso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese libro justamente lo ha leído mi hijo adolescente, en quien pensé mucho cuando sucedió esto en Costa Salguero, y mientras escribía el micro.
      Muchas gracias por la visita, Joel. Suerte para ti también ;)!

      Un abrazo.

      Fer

      Eliminar
  8. Un micro tan bueno como duro, Fer. Has descrito con maestría y pocas palabras un suceso atroz y sus implicaciones emocionales para la chica que acompañaba a la víctima. Me dan escalofríos solo de pensarlo...

    Terror auténtico, del cotidiano :(

    Un abrazo enorme y mucha suerte en el concurso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto sí que es terror, Julia. A veces parece que los peores monstruos son aquellos que nos habitan. Muchas gracias por tu valoración del micro y tus buenos deseos.

      Besos!

      Fer

      Eliminar
  9. Desgarrador Fer. Da pavor!!
    Abrazos y muchísima suerte en el concurso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sucedió algo muy similar aquí el sábado pasado. Muchas gracias por las buenas vibras, Marybel ;)!

      Abrazos!

      Fer

      Eliminar
    2. Un micro muy real donde las cosas pasan y después lamentamos. ¡Suerte en el concurso!
      Un abrazo

      Eliminar
    3. Muchas gracias, María del Carmen!

      Un fuerte abrazo.

      Fer

      Eliminar
  10. Un terror real. Tremendo lo que ha ocurrido. Muy bien escrito, María.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tremendo, eso es cierto. Muchas gracias por tu visita y tu amable comentario, Federico.

      Un abrazo!

      Fer

      Eliminar
  11. Buenos días compañera.
    Este relato si que da miedo por lo real de las circunstancias. Los jóvenes andan perdidos en sus arrebatos en su búsqueda del placer inmediato, no meditan en el alto precio que habrán de pagar con sus decisiones compulsivas.
    Suerte en el concurso.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da mucho miedo pensar que cualquiera de esos jóvenes pude ser un hijo nuestro, y que estos hechos sólo salen a la luz cuando esos chicos caen muertos. Te agradezco mucho, compañero.

      Besos!

      Fer

      Eliminar
  12. No hay nada más terrorífico que la realidad.
    Buen relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, Bruno. Muchas gracias.

      Un saludo!

      Fer

      Eliminar
  13. ¡Hola Fer!
    Normalmente ninguna historia es superable a lo que acontece en la vida misma, así sucede con este trágico y brutal cuento, que con mucha destreza has escrito. También subrayo la fina ironía final que aportas con el nombre de la pastilla: Superman o la pastilla del terror.

    ¡Un abrazote grande y el mejor de los éxitos con el concurso!

    ResponderEliminar
  14. Realmente un relato duro y al mismo tiempo terrorífico por lo cercano y habitual.
    Saludos y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  15. Des(piada)graciadamente cruel y real. Lamento que haya casos así, ciertamente es horrible. Suerte en el concurso, saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Moria.

      Un cordial saludo!

      Fer

      Eliminar
  16. Vida y tragedia. Mucha suerte, Fer.

    ResponderEliminar
  17. Me ha gustado mucho el relato aunque me parece brutal, tan trágico como la noticia en la que se basa. En ese tipo de fiestas, por desgracia, abundan las drogas. Una pena. Suerte en el concurso! ; )

    ResponderEliminar
  18. Yo estaría abierto a ingerir una dosis de LSD puro bajo control para experimentar con la extensión de la mente.

    Los seres humanos estamos encerrados en unas coordenadas espacio-temporales que nos limitan mostrándonos la trivialidad de todo. La vida es gris, la monotonía es gris, el trabajo, la cotidianidad, todo es gris. Ansiamos estados en que la mente se expanda para romper esa grisura. Claro que se puede hacer con el deporte y experimentar con las dopaminas y endorfinas, con la meditación, con el cansancio extremo... Puedo entender a estos jóvenes que anhelan lo mismo que yo pero tienen un cuerpo ágil y reciente. El problema es la calidad de esas pastillas que consumen, como esa que has señalado llamada Supermán. Nadie controla dicha calidad. Es un riesgo tremendo ingerir productos así. Mezclar con alcohol, ritmo frenético... Las pulsaciones cardíacas, la tensión arterial pueden jugar malas pasadas como a este joven.

    En conclusión, entiendo esa necesidad, pero a la vez sé del peligro que reviste. Miles de jóvenes bailando toda la noche, con cuerpos atractivos, alcohol, música magnética y repetitiva. Eso debe ser una fiesta rave, aderezada con pastillas. ¿Es que nadie se da cuenta de la alienación de la vida urbana? ¿Del laburo? Los seres humanos ansían una dimensión mística y eso es lo que permite parcialmente este tipo de drogas. Nunca los seres humanos han sido más prisioneros y reprimidos como ahora. Parece que experimentamos una existencia libre pero no es así. Las drogas son para romper ese encadenamiento.

    Me ha gustado el relato.

    Besos, Fer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que las drogas sólo nos encadenan más, que sólo nos brindan una falsa sensación de libertad que se paga muy cara, Joselu. No he consumido drogas de las ilegales, donde los peligros se potencian por la falta de controles de calidad, pero sí he sido adicta al clonazepam, y te digo que ahora soy mucho más "libre" y plena que durante los años en los que sentía que necesitaba el clonazepam para todo y vivía como anestesiada, asumiéndome incapaz de lidiar con la realidad sin la muleta de esa droga. Los efectos de ese consumo, prescrito por un médico en sus principios, no han sido menores en mi vida, así es que no creo que haya drogas buenas y drogas malas: creo que las únicas drogas buenas son simplemente aquellas que no consumimos.

      Un beso y muchas gracias.

      Fer

      Eliminar
  19. Buena! Sobre todo teniendo en cuenta que estuvo basado en hechos reales. Sucesos que muchos conocimos, y que nos hizo escarapelar la piel al reconocerlo. Saludos!

    ResponderEliminar
  20. Buff Fer, me ha dejado impactada por tanta realidad que hay en tus palabras, esa ruleta rusa a la que se juega con las drogas, convirtiendo una noche de diversión en una pesadilla.
    Terrorífico, mucha suerte en el concurso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Conxita.

      Un abrazo!

      Fer

      Eliminar
  21. Hola Fer, hoy encontré un ratito en esta ajetreada vida loca que traigo últimamente y pase a ver que me contabas.
    El micro cuento terrible,sobre todo porque no es un cuento,si no pura realidad.
    Me apenó leer lo de tu abuelo, y me apena aun mas ver que la falta de decencia esta en todos los lados, ese contar dinero robado a manos llenas a los sufridos trabajadores,mi padre dice que si no estaría mejor guardar el dinero debajo de la baldosa, en lugar de tenerlo en el banco...claro que yo pienso que lo mejor es gastarlo, no soy de las del ahorro...
    En cuanto a la menopausia...creo que es una etapa diferente y que se puede vivir con plenitud, sin miedos y sin complejos...al menos es lo que yo llevo haciendo los últimos 10 años.
    Seguro que en tu genes hay una parte de esa valentía de tu abuela asturiana y eso te ayudará a cruzar el río en buscan de un futuro, que espero que sea mejor.
    Como ves me he leído toditas tus entradas.
    Aquí sigo con todas las cajas de la mudanza preparadas, esperando para "cruzar el río", con un poco de angustia a ratos...y con otros momentos de ilusión por emprender un camino nuevo...espero que no me demore mucho en llegar a la otra orilla...mientras sigo remando.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julia, por tanta lectura junta!!! Yo te soplo, desde mi rinconcito del mundo, el mejor de los vientos para esta nueva travesía. No hay viaje sin angustia: sólo hay que remar también contra ella.

      Un fuerte abrazo!

      Fer

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."