viernes, 12 de julio de 2013

Cerrado por reparaciones durante las vacaciones

                                                

 Se cierra el jarro por reparaciones de grietas y otros bollos que ha estado recibiendo últimamente, y se toma vacaciones su autora y administradora, algo cansada y agobiada, ya que sus mejores amigos no han ni siquiera recibido sus últimas actualizaciones. De todas formas, mejor. Con las cosas como están, ya ni puede comentar esta gente tan valiosa sin verse forzada a entrar por la puerta de Google+ en lugar de usar las ventanas siempre abiertas de este jarro de aguas claras. 




 Complicada es esta era de imágenes y presencia virtual: si no aparecés en pantalla, por tu casa parece que no pasa nadie a ver cómo andan las cosas...

 La autora pide disculpas por su torpeza digital y porque la estética de los comentarios de Google+ apesta, y aquí siempre se la ha cuidado con esmero y dedicación. Por más que se pida ayuda, no hay caso, no: la pobre aprendiz digital, que quiere dejar de ser inmigrante sabiendo que jamás será nativa en esta tierra compleja, como toda tierra extranjera, no le termina de encontrar la vuelta. Y los comentarios son, han sido y serán las aguas más límpidas y nutricias de este jarro que ha dejado ya de ser meramente virtual en la afectividad de su esencia.

 Ha caído mucha agua en la última tormenta. Habrá que agarrar el balde, sacar toda el agua sucia, reparar los rinconcitos por donde se filtra, llamar a algún buen plomero y ver después qué hacemos. Pero como ya lo ha hecho con su propia casa el pasado 2 de abril, se le figura que no será tan difícil volver a poner la casa en orden. Baldes sobran... Se aprovecharán las vacaciones para seguir trabajando por este jarro de barro al que ella quiere tanto, extensión de su propia casa, de su propio corazón y alma, de su propio eje y centro, que se ha descentrado un tanto por una falla absolutamente humana por la cual deberá perdonarse y ser perdonada.

 A pesar del experto consejo de un experto en el tema , quien le pasó el alarmante dato a la autora acorralada de que al abrirle el paso a la red de los plus one, se incrementa la virosidad, los comentarios seguirán abiertos para quien quiera y pueda comentar (*Editado). De virus, gusanos, perritos paseanderos sueltos, cuyos dueños no limpian sus deposiciones en las veredas vecinas, y de buitres delincuentes que amenazan con llevarla a la aprendiz digital y ciudadana, decente pero indignada, a la justicia por una deuda que ella jamás contrajo, ya han tenido bastante, tanto la autora como su jarro de barro. Pasa que cuando se pisa caca, irremediablemente queda pegada, y es menester calzarse los guantes de goma y utilizar lavandina para limpiar todo resto, cuidando mucho las manos, los ojos y las vías respiratorias, ya que es altamente tóxica, digo, la lavandina y la caca...
 
 Tengan a bien disculpar las molestias ocasionadas. Va a estar bueno el jarro, lo que no les podemos asegurar es cuándo, pero es como Buenos Aires, por lo tanto estamos a mano. 



A boca de jarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."