domingo, 13 de mayo de 2012

Ser capaces de dar


"Dichosos los que pueden dar ..."

Hay muchas frases célebres sobre la capacidad de dar. Todos los libros sagrados, todos los iluminados, aquellos a quienes muchos tenemos como ejemplos de vida por su humildad, sencillez, auténtica generosidad y por haber dejado una huella humana viviendo una vida llena de sentido gracias a lo que han dado para el bienestar de la vida de otros, nos han dado además poderosas palabras que ensalzan el acto de dar. " Así que yo les digo: pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá la puerta. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá"; así enseñó Jesús que hay más dicha en dar que en recibir. "Da y tendrás en abundancia", decía Dar un vaso de agua a cambio de un vaso de agua no es nada; la verdadera grandeza consiste en devolver el bien por el mal", nos transmitió La raíz escondida no pide premio alguno por llenar de frutos la rama




"Si sólo se dieran limosnas por piedad, todos los mendigos hubieran ya muerto de hambre", dijo el hombre que declaró a Dios muerto, Friedrich Nietzsche. Y resulta tan cierto como que si el dar se convierte en un acto para demostrarme a mí mismo y a los demás lo bueno que soy capaz de ser, no da frutos. Si damos forzándonos a desprendernos de aquello que consideramos nuestro tesoro, ya sea nuestras posesiones, nuestro tiempo, nuestra presencia, nuestra escucha, nuestro apoyo, nuestro afecto incondicional, nuestra contención, nuestro interés por el otro, entonces es que no hemos nacido con la enorme riqueza de ser capaces de dar, y sufriremos esa amarga miseria de estrechez de corazón que no se arregla a fuerza de ceñirnos a máximas y preceptos. Seremos lo que Jesús llamaba "pobres de espíritu".


Creo que en eso los místicos no se equivocan. La visión del cielo en la tierra es la que vivenciaron almas capaces de darse a sí mismas por absoluto desapego con lo que la gran mayoría de los mortales consideramos digno de ser cuidado, protegido y valorado para ser. Esa inmensa mayoría incluye a todos los que no tenemos la libertad de corazón para dar-nos, y es allí donde encontramos nuestra propia cárcel. Somos aquellos incapaces de dar antes de que se nos pida, y nuestro infierno consiste en no conocer la verdadera generosidad, la que sabe anticipar lo que el otro necesita recibir de uno, y en eso encuentro dicha. Somos aquellos que creemos que nuestro efímero valor se prueba a fuerza de poner a buen recaudo nuestras posesiones materiales, y nos duele compartirlas: ahí reside nuestra mayor miseria, en nuestra incapacidad de desprendernos y de compartir. Y esta estrechez tan típicamente humana es lo que nos hace profundamente infelices y la que difícilmente podamos enmendar a fuerza de hacernos seguidores del gurú de turno que vende sus libros en el kiosco de revistas.


Siempre que siento el dolor de dar y, sobre todo, el de dar-me, en la medida en que implica un autosacrificio, una autopostergación, una renuncia a lo que considero mi necesidad, mi yo, mi prioridad, mi momento, mi ego, recuerdo esa frase de la Madre Teresa que admite que hay un punto donde se experimenta dolor: "Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal." Y sin embargo sigo creyendo que a pesar de toda la publicidad negativa que estos conceptos tienen hoy, en tiempos de egoísmo, individualismo y hedonismo, realmente sería mucho más feliz si fuese capaz de dar y dar-me sin pagar esa cuota de dolor como buena señal.

 "Cuando yo doy, me doy a mí mismo."  Walt Whitman



A boca de jarro

28 comentarios:

  1. Fer una bonita reflexión...ojala pudieramos dar-nos sin sufrir...ser generosos y ser felices de compartir...yo no creo que sea una cuestión de creer o no creer en Dios o en el más alla...hay mucha gente que cree y es incapaz de darse...y otras personas que a pesar de no creer son generosas en sus afectos...
    en cuanto a los libros de los que hablas...que son copias de temas más que tratados en otras épocas y en otras concepciones religiosas...es verdad que enriquecen a unos pocos...pero quizá y solo quizá ayuden a alguien...al fin y al cabo es como ir al terapeuta...o rezar...solo se trata de creer en ello...puede que sea un palcebo...pero si a alguien le sirve...
    yo no encuentro consuelo en el rezar...pero sé que hay mucha gente que si...y lo respeto...e incluso los envidio...
    un abrazo y feliz semana...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julia, por tu sincero aporte a esta sincera reflexión que no intenta más que reflexionar con total honestidad sobre lo que siento y pienso que sucede desde mi absoluta subjetividad. La verdad es que no me gustan esos señores que hablan y se sonríen como iluminados mientras viajan en limusinas y se hospedan en hoteles 5 estrellas, o viven en casas en barrios privados carísimos, con guardaespaldas las 24 horas y una flotilla de servidores y choferes: no les creo. Le creo a un hombre como Jesús, que no llevaba dinero encima y se enfurecía y sacaba a latigazos a los mercaderes del templo. Le creo a la Madre Teresa que se pasó la vida cuidando enfermos cuando podría haber accedido a una vida más cómoda por su origen. Creo en los testimonios. Pero no niego y hasta cierto punto entiendo la humana necesidad de seguir a alguien que te oriente cuando te sientes perdido. Es, como tú bien dices, casi terapéutico. Cada uno busca y encuentra el consuelo donde mejor puede, Julia. Lo mío es simplemente una reflexión sobre mis dificultades a la hora de dar y dar-me, y las dificultades de algunos seres queridos a quienes de todos modos quiero desde mi errante humanidad.

      Un abrazo y te deseo también una buena semana.

      Eliminar
  2. A mi no me importa que Bob Dylan viva en el lujo, sea un tipo antipático o tengas mil contradicciones si sus letras me llenan y han servido para mejorar mi vida. Tampoco me importa su trata de Borges o a Cortazar con los que tanto he aprendido. No me importa que el árbol ser feo si da buenos frutos. También el rape o pez sapo es terriblemente feo pero tiene un sabor delicioso. No, no me importa quien imparte la enseñanza si la enseñanza me vale. Sí, muchas veces son refritos de enseñanzas anteriores, de la vieja filosofía oriental que nos enseña a no ser esclavos de las cosas y de los pensamientos. Pero es que los viejos saberes tampoco son tantos y por ejemplo nos dicen que la generosidad, el dar, es un acto espontaneo y nada doloroso, frente a lo que pensaba la Madre Teresa, cuando somos conscientes que no somos seres únicos y que somos parte de un conglomerado que nos abarca. Tú seguro que eres generosa con tus hijos y no les negarías nada tuyo por que los consideras parte de tu mundo. Quizás extendiendo el concepto al resto de los seres humanos, sin caer en el masoquismo, como parte de un mundo compartido podría ayudarnos a mejorar las cosas. Yo también teorizo, tengo la misma actitud que tú y me cuesta salir de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Bob Dylan es un gurú New Age también? ¡No lo sabía! Tenía a otros en mente, a quienes por respeto a quienes los siguen fervorosamente aquí y en otras partes preferí no nombrar. Pero han salido en las revistas populares locales estos días y uno de ellos ha batido records en la Feria del Libro en Buenos Aires.

      Entonces, decimos Bob Dylan y sonamos bien, abiertos, si hablamos de Jesús o la Madre Teresa, mm... se fruncen los ceños en desprobación. Es justamente lo que digo en esta reflexión. Y desde luego no se trata de ser masoquista, de disfrutar del dolor de negarse a uno mismo para darse a otros: eso sería perverso.

      Gracias por dar tu visión del tema, amigo Doctor. Un cordial saludo.

      Eliminar
    2. No estaba hablando de los gurús New Age, solo generalizando sobre aquellas personas con buenos mensajes aunque puedan tener vidas y actitudes que no soportemos. Saludos

      Eliminar
    3. Ah, pensé que me había perdido de algo, Doc. Tú sabes: todo puede ser. No sé mucho sobre la vida de Dylan, ni siquiera qué actitudes suyas pueden resultar insoportables. Lo que sí, algunos de sus temas me resultan un poco largos y densos, aunque probablemente suene a herejía lo que estoy diciendo.

      ¡Gracias por volver a enseñarme un poco más,amigo Krapp!

      Eliminar
  3. Querida Fer:
    empiezo con una confesión: solo he leído el primer párrafo. Quizás lea el resto luego, o esta tarde, o mañana, o incluso no lo leo... Pero un hormigueo me ha llamado a escribir ciegamente (o no tan ciegamente) antes de leer todo el texto.
    Diré únicamente lo que pienso de ese primer párrafo, y es que este tipo de frases, creo, que vuelan con demasiada ligereza por ahí. Veo que en facebook por ejemplo se comparten mucho esas frases (Budha, Ortega, etc.) que habla de esa esencia del ser humano. Y lo asume gente qu euno sabe que no lo encaja en su vida. Es decir: sí, suena muy bien que el dinero no da la felicidad, pero gente que comparte esa sentencia basa su felicidad en el dinero.
    Contaré una anécdota. El otro día compartí una frase que Springsteen dijo en el 84 cuando los republicanos se adueñaron de "Born in the USA": "no es que no los han enseñado a pensar, es que no los han enseñado a pensar lo suficientemente hondo". Lo compartí, y una amiga (muy conservadora, de familia empresaria muy conservadora y tal y cual, que no creo que la reflexión sobre los temas humanos sea su punto fuerte" le dio a "me gusta".
    Es decir: ¿cómo se asumen frases, sentencias, que suenan bonitas pero que no tienen repercusión en la vida?
    Personalmente, creo que que hay que estar preparado para leer y asumir frases como las que arriba señalas. A mí me gusta y por la naturaleza de est eblog magnífico creo que es el lugar adecuado, pero a mucha gente que igual es lo contrario también le gusta, y entonces pierde el sentido.
    Hay estudios donde la conclusión efectivamente es que quien da, quien comparte, es más feliz. Claro que uno no tiene que confundir eso con perderse a sí mismo ni olvidarse. Pero en el mundo real se confunden tanto los conceptos.... (por ejemplo egoísmo con mirar por uno mismo).
    Un abrazo y seguimos compartiendo confidencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una reflexión rosa perfumada de citas célebres. Si te apetece seguir leyendo, adelante, Y si no es así, te agradezco la generosidad de darte al confiarme una experiencia personal.

      Un beso.

      Eliminar
    2. Fer, lo leo ahora. Quizá no me haya explicado, pero no lo he dicho en sentido negativo, sino todo lo contrario; simplemente que con el primer párrafo tenía ganas ya de escribir y reflexionar.

      Eliminar
    3. No hay problema, Diego. Entiendo tu punto. Comienzas a leer y te encuentras con todas esas citas y te parece que has caído en el lugar equivocado, o simplemente te habrá quitado las ganas de seguir. Está bien. Te agradezco la reflexión que me has brindado y también agradezco tu sinceridad y espontaneidad y sobre todo la confianza que me das al decirme lo que realmente piensas. No me molesta en absoluto.

      Besos.

      Eliminar
    4. Que no Fer! Que leo ese primer párrafo y ya necesito hablar de ese párrafo sin necesidad de leer el resto para ese comentario. Quizá fuera algo que ya tenía en la cabeza y ese párrafo tuyo me llevó a escribirlo en cuanto tuve la oportunidad de "vomitarlo".
      Un beso!!

      Eliminar
  4. Hay una sentencia new age que figura en algunas camisetas: Sin sufrimiento, no hay gloria. Creo que en inglés sería algo como "No suffer, no glory". Y es radicalmente cierto. La filosofía de los antiguos maestros ahora se distribuye en píldoras new age a través de facebook, twitter, camisetas… Probablemente sea un signo de decadencia de la humanidad. No lo sé. Sé que el conocimiento es difícil, es exigente, es arduo. Subir la montaña sagrada no es fácil. Hay que desconfiar de quienes nos prometan la gloria a coste reducido. No se puede subir la montaña sin sufrimiento. Ese sufrimiento es creativo, es formativo, es decisivo. La diferencia entre una frase de twitter y la dimensión del aprendizaje personal es la interiorización, es la práctica contemplativa, es algo que no se puede expresar con lenguaje convencional, es inefable. La verdad no se puede expresar verbalmente y se expresa es que no es verdad.

    ¿Cristo? Un personaje extraño que divide el tiempo entre el antes suyo y el después. Pero su muerte en la cruz como símbolo es problemática. Formo parte de esa instrucción, de esa historia, y he vivido multitud de semanas santas reviviendo la accesis de Jesús. No la veo representada en mis obispos ni en el Santo Padre. Ni en Teresa de Calcuta.

    Sí, en Francisco de Asis.

    No sé si había twitter en su tiempo. Creo que no.

    La verdad no está en ninguna parte, o, por el contrario, en todas.

    Yo camino.

    No me atrevo a más.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco tu reflexión que creo tiene más que ve con un comentario que con mi entrada en sí. Mi intención no era hacer una recopilación de frases de twitter o facebook, que además no uso, sino ahondar en lo que dar y dar-se significa para quienes en mi opinión son los grandes maestros en el tema y en lo que significa para la gran mayoría de los mortales incluída yo misma.

      San Francisico de Asís también tiene su frase sobre el dar:

      "...que yo no busque tanto ser consolado, cuanto consolar,
      ser comprendido, cuanto comprender,
      ser amado, cuanto amar.

      Porque es dándose como se recibe,
      es olvidándose de sí mismo como uno se encuentra a sí mismo..."

      Yo camino y me atrevo a intentar ser una caminante existencial también.

      Gracias y un beso, caminante.

      Eliminar
    2. Ah, Joselu, una cosita más que omití. El dicho en inglés es: "No pain, no gain". There you are.

      Kisses!

      Eliminar
  5. Que tema mi querida Fer! Sabes qu eyo tengo un sentido de justicia social muy exacerbado que ma sde una vez llega a hacerme mal! Yo estoy en medio de una festejo del dia de la Madre como ayer en un restaurante y de pronto se me cruzan por la cabeza las mamas que no tienen para alimentar a un hijo y lo ven morir en sus brazos, soy voluntaria en un centro CAIF de niños muyu humildes hace 6 años Doy tiempo y cariño en ese lugar y me siento bien porque doy algo que no me sobra qu epara mi es valioso, doy TIEMPO DEL BUENO qu epodria dedicarselo a mis hijos, peor me pasa algo hastá tragico si quisieramos llamarlo y ahi es donde me cuestiono igualito que vos y empiezan a ronsdar por mi mente ejemplos como la Madre Teresa y pienso Vya eso si es realemnte dar! y nunca creo que es suficiente.....
    Me gusto tanto tu post Es tan dificil realmente DAR Es tan feo cuando alguien se considera solidario y desde el lujo y la ostentación dona 1 millon de dolares para Haiti!
    Saludos hermosa Siempre te leo y es un gusto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. Sí, también pasa esto de tener qe repartir-se al dar-se, y eso genera otros conflictos, ¿verdad? Igual creo que uno tiene que ser auténtico y me pareces auténtica, así que todo bien:¡adelante! Y feliz día atrasado: acá lo celebramos en octubre.

      Un beso grande!!!

      Eliminar
  6. Yo creo, Fer, que todo lo que hacemos en la vida lo hacemos por nosotros mismos, porque nos sentimos bien haciéndolo. Yo quisiera poder dar, ya sea dinero o a mí misma sin sentir esa satisfacción pero creo que los humanos somos egoistas por naturaleza. Yo me doy muy a gusto, de verdad, pero siempre con ese puntito de que he hecho algo bueno. Y no me gusta.
    Un gran beso para una gran entrada que te hace reflexionar. Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso digo, Lola, que esto que tú admites que te sucede como me pasa a mí, tal cual, nos pasa a la inmensa mayoría de los mortales, a quienes no somos iluminados ni vivimos en lo que algunos definirían como un estado de gracia. De todas formas, no puedo dejar de sentir que al ser incapaces de des-prendernos de ese egoísmo que nos hace tan humanos nos perdemos un enorme gozo.

      Gracias por tus conceptos y tu testimonio, siempre tan honesto y conectado, Lola querida. Te daría en estos momentos si pudiera una caricia que fortaleciera tu ánimo, Lola. Al menos tenemos esto de darnos y recibirnos mutuamente en nuestros espacios, pero de verdad deseo que te pongas fuerte y te sientas plena.

      ¡Un abrazo muy fuerte!

      Eliminar
  7. El otro dia leia un articulo que hablaba sobre la cena ofrecida por un actor muy conocido de Hollywood para recaudar fondos para Obama. 30 mil dolares por asistente, y creo que llegaron a la cifra de 15 millones, solo en una noche.
    Habria que ver cuanto dinero le darian a una madre hambrienta que le extienda su mano.

    Saludos Fe. Muy buena tu entrada!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obsceno lo que de la cena... Ya sabemos lo que los poderosos les dan a los hambrientos del mundo: apenas las migas que caen de sus mesas. Igualmente, no me quiero poner en juez porque la reflexión apunta a ahondar en cuánto me cuesta a mí personalmente dar y darme.

      Saludos, Gilberto y gracias por tus aportes y tu resonancia positiva!!

      Eliminar
  8. Yo me reafirmo en lo que expresé en la penúltima entrada de mi bitácora, aunque suene a egoísta:

    "Únicamente lo que se lleva a cabo de forma placentera genera placer; lo que se hace con alegría suscita alegría y lo que se hace con amor produce amor..."

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos de acuerdo. Y no me parece egoísta, creo que es muy humano. Yo desearía tener la capacidad de dar, con la que creo que se nace o que se adquiere a través de una experiencia que te lleva a un grado de crecimiento personal más alto o más profundo, sin sentirlo como un acto displacentero. Me gustaría ser capaz de dar con alegría y desapego siempre, sin sentirlo como autosacrificio sino como autorrealización. Y lo que más me duele es cuando noto que quienes amo no son capaces de darse de ese modo conmigo. Pero entiendo que esto nos pasa a la inmensa mayoría de las personas.

      Un beso.

      Eliminar
  9. Fer, el problema según mi punto de vista es que hay demasiada palabrería bonita y mucha frase rica en mensajes con buenas reflexiones pero lo cierto es que las ponemos poco en practica, faltan mas acciones , y con esto no me refiero a tu post, que es magnifico, sino a todos en general, ya hay que dejar de hablar y ponerse a actuar..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vale! Tal vez no tanto pensar en qué consiste esto de dar, qué genera y cuánto duele o no. Simplemente, manos a la obra. Seguramente tienes razón.

      Gracias por darme tu práctico punto de vista y un abrazo.

      Eliminar
  10. Interesantísmo texto. Capaz de suscitar reflexiones en muchas direcciones. Conste que por lo que a mi respecta la cita enriquece, sobre todo si está contextualizada dentro de una línea pensamiento general como es el caso. Otra cosa es que hubieras dejado una cita sin más por un mero placer estético.Pero no es el caso.
    En cualquier caso,me llama la atención de tu texto esa referencia a la espiritualidad un tanto light y a la carta que se estila por estos tiempos. Muy acertada toda esa descripción que retrata unos tiempos sin brújula ética no ya solo para dar, sino como norma de comportamiento.
    No se si conscientemente o no, pero lo que tu "das" en esta página son muchos motivos para reflexionar muy despacio y con hondura sobre multitud de temas que siempre han de estar sobre la mesa, y que parece que curiosamente han desaparecido. A veces no asoman ni como postre.Y esa entrega y compromiso adquirido por tu parte, es una forma de dar que enriquece la dialéctica con ellector, con el interlocutor. Y eso no tiene precio, como las grandes cosas que se ofrecen y se dan.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco mucho esta devolución, Víctor. En este dar también está la búsqueda del placer de pensar en voz alta y del encuentro de almas que resuenan como la tuya, este nutricio intercambio que me brindas y que te agradezco profundamente.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Ser verdaderamente felices dando lo que somos es el mejor regalo para nosotros mismos. Ese "dar" que brota de nuestro corazón, nos humaniza y los enriquece.. Me quedo por aquí, me gustaron mucho tus reflexiones. Cariños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eres muy bienvenida, Meri. He estado de viaje, así que no estuve conectada por eso me demoré en responderte. Pero soy de entablar vínculos con quienes tienen a bien visitarme y honrarme con sus comentarios.

      Muchas gracias y cariños!

      Fer

      Eliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."