jueves, 5 de enero de 2012

Regalito de Reyes: Pensando con Quino II

(Esto no es de Quino, pero me pareció muy bueno.)

Los grandes ya no creemos en los Reyes, ya no ponemos los zapatitos, pero ¿qué pediríamos a los Reyes Magos si nos aseguraran que van a pasar por casa esta noche y a dejarnos todo lo que incluímos en nuestra cartita?

*Muchos seguramente pediríamos un auto 0 km.

*Otros pediríamos una compu más avanzada, con más gigabytes, más velocidad para surfear en internet, más liviana, más fácil de transportar, con mayor resolución, o simplemente otra, para recuperar la que tomaron nuestros hijos y no devolvieron nunca más...

*Otros tantos pediríamos un celular más superado, con más capacidad de memoria, que saque mejores y guarde más y más, que permita la mayor conectividad con las redes sociales, y si es posible, que haga café.

*Muchos estaríamos interesados en un plasma de 500.000 pulgadas, donde se puedan ver quichicientos canales al mismo tiempo, y qué se yo cuántas cosas más.

*Hay quienes, siendo menos materialistas, les pediríamos alguien a quien amar, un compañero o compañera de ruta, nuestra media naranja. Pero descreemos de los vínculos de por vida, y, por las dudas, hacemos contratos matrimoniales, porque el amor primordial es el que sentimos por nosotros mismos.

*Y otros varios, más altruistas o idealistas, les pediríamos justicia, paz, decencia, honestidad: ¡valores! Porque en el mundo de hoy sobran los antivalores...

* A todos nos vendrían bien unos pesos, o euros, o dólares, para gastar o para ahorrar.

Pues bien: los niños aprenden todo de nosotros. Después, a no quejarse.



¿Hará falta aclarar que este es Felipe?





A boca de jarro

15 comentarios:

  1. Puff hay tantas cosas para pedir... pero si es una, sólo una, pediría que la humanidad aprendiera a tratar a todos los niños con amor y respeto. Si tuvieramos eso, en unos años cuando estos niños crecieran, tendrian ya todo el resto! y nosotros tambien.
    Feliz llegada de Reyes Fer!
    las viñetas esas de Quino las tenia, terrible verdad.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muy cierto: tu aporte y el de Quino!

    Gracias, Mica. Pongamos nuestro granito de arena como mejor nos sale.

    Felices Reyes para vos y tu Coqui también!

    ResponderEliminar
  3. Con el tiempo aprendì a no pedir cosas materiales. Esas de a poquito y como puedo las voy comprando yo. Pediría de las otras, las que no se compran con plata. Pediría para todos: alegría, energía extra, mucha salud, exceso de buen humor, y generosidad. Qué diferente funcionaría todo si estas cosas abundaran.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ya perdimos la inocencia y dejamos de creer en los Reyes, pero no tenemos por qué descreer de lo que somos capaces nosotros mismos.

    La alegría, la energía, la salud, el buen humor y la generosidad parten, en buena medida, de nuestra propia búsqueda de sentido cada día, que hace que el mundo funcione un poco mejor.

    ¡Gracias por pasar y comentar, y feliz Noche de Reyes para vos y tu familia!

    ResponderEliminar
  5. Y después de la seguidilla de entradas que nos venis presentando, yo pediría un librito de Mafalda. Uno para mi y uno para cada chico!

    ResponderEliminar
  6. Está la compilación de los 10 libros de Mafalda, el libro amarillo grandote, Toda Mafalda . Mis hijos lo leen y está hecho pelota. Pero están tanbién todos los otros de Quino sin Mafalda que son re-buenos, especialmente para leer en vacaciones.
    Fijate acá:

    LIBROS DE QUINO

    ¡Gracias, Dani. Besote y feliz día de Reyes!

    ResponderEliminar
  7. Yo pediría que no se habilitara la moderación de comentarios en el blog. Es un filtro que resulta extraño como si el autor del blog temiera alguna agresión que hubiera que controlar de antemano, pero estas raramente se producen. A mí en seis años se me ha producido alguna vez, pero lo he borrado y punto final.

    En esta mañana de reyes mi mayor regalo sería no haber recibido ninguno. Me han traído un libro para adelgazar. Ya te lo comenté. Así que los próximos seis meses van a ser duros, Además espuma para el afeitado, aftershave, antiarrugas y para las ojeras.

    No soy romántico en esto de los regalos. Me gusta hacerlos cuando suponen una sorpresa, pero no por obligación. Todos tenemos demasiadas cosas. No quiero nada, me gusta la sensación de no recibir regalos, igual que la que siento cuando nadie me despide o nadie me espera cuando llego. Me gustan las despedidas a la francesa, y los regalos que nadie espera, cuando nadie se los espera. Y en cuanto a mí, no me gustan los regalos. No espero nada del año nuevo. Ni siquiera un poquito de sabiduría, ni de paz en los hombres. Estos seguirán -seguiremos- igual que siempre, y los buenos deseos son un lugar común más. Una buena dosis de Mafalda, no obstante, siempre es reconfortante, porque, anda, que no tenía mala leche Quino. Disparaba con bala, aunque nos llegue a los lectores más bien su ternura.

    Besos desde Barcelona.

    ResponderEliminar
  8. Joselu: ante todo quiero que sepas, por si no espiaste mis respuestas múltiples a tu último comentario en el post anterior, que he aprendido a hacer enlaces y a usar negrita y cursiva (¿o es bastardilla?), cuando se me antoja, y ese regalo me los hecho tú, por lo cual estoy muy contenta y agradecida.

    ¡Lo estrené en Reyes!

    En cuanto a la moderación, no es miedo a las agresiones anónimas, que ya he recibido, sino más bien el filtrado del spam, que me ha pasado aún con moderación, porque en eso soy muy ingenua, y luego mi compu se llena de virus y tengo que soportar los anuncios de "intento de intrusión".

    Hay muchos intrusos en el ciberespacio que buscan promocionarse o vender, o me dejan comentarios del estilo: "Si tú me enlazas, yo te nombro aquí o allá para incrementar tu público"; y la moderación es una forma de protegerme de ser usada para que otros lucren con algo que yo hago con absoluta inocencia y gratuidad. Lamento que te fastidie a ti que como yo, careces de fines comerciales, que no son malos en sí, pero son ajenos a los míos.

    Entiendo tu deseo de no haber recibido regalo alguno si esos son los que recibiste... Yo te regalaría los libros de humor de Quino que no son de la serie Mafalda, o por qué no, la colección completa, para arrancarle una sonrisa a tus días de prodesor de secundaria:

    LIBROS DE QUINO QUE TE REGALARÍA

    Y sí, es muy cierto que este Quino disparaba con artillería pesada pero sin herir de muerte a nadie: eso es lo que lo hace un grande en su modo de hacer crítica social y promover conciencia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, me salió mal el enlace, Joselu...

    Aquí va de nuevo, a ver...

    LIBROS DE QUINO QUE TE REGALARÍA

    Veamos ahora...

    ResponderEliminar
  10. Fer, hay una opción que no sé si conoces. Yo no modero los comentarios. Eso le da mayor frescura y dinamismo al blog. Pero sí que modero los comentarios que vienen un tiempo después de su publicación. Yo lo estimo en dos semanas (catorce días). Eso quiere decir que cualquier comentario que venga ese tiempo después ha de ser autorizado por mí. Normalmente el spam se centra en entradas antiguas. A mí me llega abundante a determinadas entradas antiguas, pero no me afecta porque tengo la moderación de comentarios aplicada a ellas. De este modo, combino el dinamismo de la publicación inmediata con el control del spam. Si te interesa, lo tienes en Configuración del blog, donde hay una opción de moderar comentarios "siempre" o "los posteriores a los días que fijes". Esto es elección mía. Desde que utilizo esta opción, no he recibido ni un
    solo comentario que me haya afectado negativamente, y si lo ha hecho ha sido moderado por mí. A las entradas calentitas no llega spam, y la mala intención no es tanta como para temerla.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Muy bien, Joselu: ¡gracias por enseñarme tanto! De todas formas, no sé si este blog llegará alguna vez a convertirse en algo siquiera similar al tuyo, que en el caudal y el ritmo de entradas de comentarios es como un foro, y por eso disfruto tanto de las entradas como de lo que pasa después de que leo lo que publicas.

    La verdad es que últimamente me leen más de España que de Argentina, y si bien figura en mis estadísticas un buen número de lectores de países de Latinoamérica, jamás comentan.

    Yo de regalo de Reyes no he recibido nada aún: ahora nos vamos de compras a regalarnos algo todos.
    Pero de ti me gustaría que me regalaras la imagen que te representa en el lugar de mis seguidores: yo te hice caso a tí, veremos si tú te comportas a la altura de un caballero bloguer y te sumas ahí de seguidor público. Dudo que me regales eso, pero lo pido: hoy es día de Reyes.

    ¡Gracias totales!

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Y yo predicando optimismo...

    En fin, espero que se despejen los nubarrones.

    Ya estás en mi lista de blogs!

    Besos

    ResponderEliminar
  13. ¡Gracias, Antonia!

    Yo soy optimista, pero no a la violeta: un toque de realismo me baja a tierra, pero no me quita las esperanzas ni la certeza de que no todos somos iguales ni deseducamos de igual modo a nuestros hijos, futuros capitanes de la nave del mundo... ¡Y la nave va!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Muy bueno cómo muestra Quino la transmisión de valores... cuánto para reflexionar a partir de esas imagenes.

    Yo le pido "a los Reyes" tener la capacidad de seguir creyendo en mis sueños siempre, más allá de toda tempestad!

    "estamos hechos de la sustancia de nuestros sueños", cuando no los seguimos, nos perdemos.

    Besos Fer!

    ResponderEliminar
  15. Shakesperiana Lore!!!

    Gracias!!!

    Muchos besos para vos!

    ResponderEliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."