lunes, 2 de enero de 2012

Al gran Quino argentino: ¡Salud!


 En este mes de enero en el que millones de porteños parten rumbo a las playas de la Costa Atlántica argentina, colmándolas de sombrillas, carpas y bikinis, yo me he propuesto tener un verano cultural en la ciudad. Es que debería bajar unos cuantos kilos para la bikini que se impone en tiempos de belleza anorexígena, aunque según mi prima Lili, ponerse la bikini no es una cuestión de estética, sino de actitud. Ya me encargaré de reflexionar sobre el estar en forma en alguna entrada próxima...

 Tal vez me escape unos días al mar, en bikini o enteriza, de acuerdo a la actitud, pero entre tanto, intentaré aprovechar los largos días de verano que tengo de vacaciones de aula sumergiéndome en los mares de la obra y lo que se conoce de las vidas de exponentes de la cultura que me interesan, para aprender sobre ellos y compartir mi fascinación por su arte.

 Y se me ha ocurrido empezar por Quino, este genial humorista gráfico argentino que se ha hecho famoso en el mundo entero con Mafalda y sus personajes entrañables y tan coloridamente argentinos, aunque con una validez que va más allá de todos los idiomas a los que ha sido traducido. El trabajo de Quino en sus principios y hasta 1957, cuando logra cumplir uno de sus objetivos como dibujante, es decir, publicar regularmente en "Rico Tipo" y se le exige que sus dibujos sean con texto, no necesita de traducción alguna para arrancar una sonrisa mientras nos hace reflexionar sobre ciertas verdades sin banderas:

Década del treinta

Década del cuarenta
 Joaquín Salvador Lavado, hijo de inmigrantes españoles, andaluces, nació en la ciudad de Mendoza, el 17 de julio de 1932. Desde que nació se lo llamó Quino para distinguirlo de su tío Joaquín Tejón, pintor y dibujante publicitario, con quien a los 3 años descubre su vocación. En la escuela primaria se hace conciente de que su verdadero nombre es Joaquín y vive las dificultades de su personaje Felipe: -"Me angustiaba tanto que en los primeros tres meses tenía malas notas, pero después terminaba el año con notas altas, aunque nunca era el primer alumno y eso me daba bronca", cuenta con la humildad que le es característica en su biografía digital en:http://www.quino.com.ar.

Felipe
 Imaginativo, romántico empedernido, mal estudiante, y un poco vago, Felipe es uno de los personajes más queribles, incluso para el propio autor, quien lo presenta como el más afín a él mismo. Es además el mejor amigo de Mafalda, su complemento ideal, ya que toda la seguridad que tiene Mafalda es equivalente a la suma de las inseguridades de Felipe.


 Quino, el hombre, probablemente no haya tenido una juventud fácil. En el 42 pierde a su madre y en el 45 a su padre. Viaja a la obligada Buenos Aires para comenzar a vivir precariamente deambulando de editorial en editorial sin suerte, y en el 57 se enfrenta con el servicio militar, otro motivo para sentirse: -"...terriblemente angustiado. Pensaba que nunca iba a salir de allí y tenía ganas de matar a todos, pero compartir mi vida con muchachos de diferente extracción social fue una ruptura muy grande, un enriquecimiento. Empecé a dibujar algo distinto".

 Es sin dudas la irrupción de lo distinto, Mafalda, con su genial agudeza, su aversión por la sopa y su mente adulta en el cuerpo de una niña, la que le vale su enorme popularidad y hace de su autor intelectual una marca registrada. En 1964, luego de 10 años de publicar tiras en variadas publicaciones de porte, que continúa creando hasta la actualidad ininterrumpidamente, aparece Mafalda por primera vez en "Gregorio", suplemento de humor de la revista "Leoplán". El 29 de septiembre de ese año en el semanario "Primera Plana", de Buenos Aires, comienza a publicar Mafalda regularmente y esto finalmente establece tanto al personaje como a su creador en el gusto colectivo.


 De allí en adelante, todos son avances. Quino comienza a viajar por el exterior, a publicar sus libros, a forjar los vínculos editoriales que le permiten mayor llegada, llegando a ser publicado en lugares tan remotos como Suecia, Finlandia y Taiwán. Recuerdo haberme encontrado con merchandising de Mafalda en Suiza, cosa que me sorprendió y enorgulleció sobremanera.


 Quino ha sido un hombre con ideales políticos definidos y no le resultó fácil publicar sus tiras cargadas de opinión en tiempos de dictaduras y guerras. En España, por ejemplo, Editorial Lumen lanzó el primer libro de Mafalda en el 70, y la censura del gobierno franquista forzó a los editores a ponerle una franja en la tapa que decía: "Para adultos". En el 76, año del golpe militar en nuestro país, Quino y su mujer, Alicia, con quien no tuvo hijos, se trasladaron a Milán, declarando: -"La Patria significa juventud, por lo tanto el hecho de estar lejos de ella ha hecho que mi humor se haya vuelto un poco menos vivaz pero tal vez algo más profundo". 



 Luego del restablecimiento de la democracia en Argentina, su Mendoza natal le otorga el título de Ciudadano Ilustre y dibuja a Mafalda y Libertad para un afiche del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Argentina que celebra el Día de los Derechos Humanos y la recuperación de la vida democrática en Argentina. También colaboró con campañas por los derechos de los niños para UNICEF. Ha asistido a centenares de eventos en distintos lugares del mundo exponiendo su arte y cosechando premios y menciones, aunque llamativamente es un hombre de poca exposición pública y bajo perfil localmente.




 De acuerdo al testimonio de un artista gráfico al que tengo el gusto de conocer personalmente, y que tuvo el privilegio de asistir a una charla dada por Quino en la que narraba cómo había encontrado inspiración para crear a cada uno de sus personajes, se trata de un hombre verdaderamente simple y humilde, aunque tanto para quienes cultivan el oficio de la viñeta como para quienes crecimos leyendo las tiras de Mafalda, Quino es un artista descomunal. Por lo tano, durante este mes, iré intercalando mis entradas con posteos de algunas de las viñetas que considero más logradas de este genio del humor gráfico de nuestro tiempo para deleite de todos.

San Telmo, Buenos Aires, 2009.

Al gran Quino argentino: ¡Salud!

A boca de jarro

25 comentarios:

  1. Pues muchas gracias por compartir tus intereses, trabajo y tiempo.
    Espero tu próximo estudio.

    ResponderEliminar
  2. Será un placer, mucho más por el hecho de compartirlos. Ya llegarán también los temas que compartiremos como un interés común sobre la crianza y la educación de los hijos: de esa tarea no nos tomamos vacaciones ;)

    ¡Gracias y un cordial saludo!

    ResponderEliminar
  3. Me encaaaaaanta Mafalda. Tengo todos los libros, y unos dvds que sacaron una vez animados, aunque no es lo mismo jeje. Me acuerdo que en 7mo grado, cuando todos dibujabamos nuestros guardapolvos, yo hice una viñeta de Mafalda. Y nadie la entendía! que frustracion me dio...ya se empezaba a notar mi "rarez". La verdad Quino es genial, artista que trasciende eras y fronteras.

    ResponderEliminar
  4. Durante mucho tiempo leí las tiras de Quino sin saber que era argentino, su humor genial me resultaba irresistible y profundamente ético… No sabía de dónde era, y me importaba bien poco, y creo que importa poco. Quino es universal, tal vez argentino, pero necesariamente universal. Pertenece al patrimonio de cualquier ser humano que tenga sensibilidad y ternura, esa que se proyecta en esas reflexiones de sus personajes contemplando el mundo. Aunque está claro que los niños no tienen esa mirada tan penetrante, ni los adolescentes, al menos los que yo conozco. Es una mirada de adulto que recupera la niñez como marco de sus reflexiones y lo proyecta en sus criaturas. Genial, Quino.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Gracias, Mica!

    Estoy de acuerdo en que la animación no va con Quino. Pierde en lugar de potenciarse. Es genial en el original, así como fue pensado por ese hombre sencillo detrás de cada viñeta. Y mis hijos ahora leen todo lo que hay en casa de Quino y Mafalda, porque hay mucho más que Mafalda en la producción de Quino que también es genial.

    Y vos, sin dudas ahora que lo pienso, Mica, tenéS algo de Mafalda. Tal vez de ahí la incomprensión para con tu arte mafaldesco... :)!

    Beso, Mica!


    ¡Gracias, Joselu!

    Quino es tan extraordinario que destruye el estereotipo del argentino fanfarrón, pagado de sí mismo y ruidoso por famoso al cual responden muchos argentinos mucho menos famosos que él. Por el mundo seguramente muchísimos conocen la obra de Quino sin conocer los detalles del hombre detrás de la obra. Me resulta admirable por eso: porque deja que sea su obra lo que trascienda y no su propia identidad o su vida, que en verdad ni nosotros conocemos. Jamás fue un hombre de los medios más que a través de su humor gráfico.

    Yo tuve que informarme para enterarme de quien es Quino autobiográficamente, y tal vez eso no tiene importancia alguna, aunque aporta datos que me resultan interesantes como admiradora de su arte.

    Es probable que la Argentina no le haya rendido debido tributo a su valía, y es, como tú bien dices, universal, un ciudadano ilustre del mundo.

    Un beso, Joselu!

    ResponderEliminar
  6. Que no le rinda homenaje Argentina, Quino no se merece esa mierda, que lo dejen en paz sin actos oficiales que lo santifiquen y lo llevan al panteón de los hombres ilustres argentinos. No creo que a él le hubiera gustado. Me disgustó mucho la apropiación de Benedetti por parte del poder tras su muerte. Quino no es un prohombre nacional argentino. Que lo dejen. Que no le hagan homenajes. Siempre que alguien te hace un homenaje o te da un premio lo que pretende, según Thomas Bernhard, es cagarse en tu cabeza.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Probablemente suceda con Quino como con Benedetti, pero Benedetti es uruguayo...

    ¡Con qué vena has empezado el año, querido Joselu! Estás desbocado...
    ¿Te habrá caído algo de todo lo que comiste o tomaste en noche vieja mal?

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola, Fer! ¡Qué linda entrada! Aprecio muchísimo el trabajo de Quino. Transmite tanto en cada tira. Mafalda nos ha acompañado a mis hermanos y a mí durante nuestra infancia y adolescencia; nos encanta!
    ¡Feliz 2012!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Gracias por el piropo de compararme con Mafalda, me encanto! jajaja. Mi cholulez es bastante ñoña jaja.

    A mi me gustan los homenajes, los que vienen de la gente, que quiere demostrar su cariño al artista y a su obra, que, como en el caso de Quino, es algo que nos acompaña diariamente a aquellos que los seguimos. Adelante Fer con tu homenaje blogueril a aquellos que te inspiran!

    ResponderEliminar
  10. Para mi fue un referente,con mis amigos hablábamos de Mafalda y sus amigos.En muchísimas ocasiones veíamos similitudes con los personajes de Quino y los miembros de nuestra pandilla....fabulos QUINO, fabulosa Mafalda, fabulosO Felipe Y Manolito y Guille y Miguelito, extraordinaria Susanita. Qué buenos recuerdos,deberé releer mis colecciones. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Me encantan esas biografías curtidas por el tiempo y el esfuerzo. En estos tiempos abundan los pseudoartistas fugaces, vienen y van (en españa hay o habñi aun programa que se llamaba Operación Triunfo).
    Al magen de esto, Mafalda siempre me pareció una verdadera persona sabia. Es admirables.
    Disfruta esas tiras que son balones de aire en un mundo asfixiado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. ¡Gracias, Paula!

    Somos varias las generaciones que crecimos con Mafalda: ¡ahora también la leen mis hijos!

    ¡Feliz 2012, con todo, Paula!


    ¡Gracias, Mica x 2: seguiré adelante!


    ¡Gracias, Marce!

    Un referente, sin dudas, y una galería de personajes entrañable que intentaré ir mostrando a lo largo de este mes, principalmente porque es sano redescubrir que, más allá de la coyuntura del momento histórico, el mundo más o menos siempre ha lidiado con lo mismo y el humor siempre es una vía de escape dignísima a nuestras genuinas preocupaciones por el presente y el futuro.


    ¡Gracias, Diego!

    Quino de fugacidad nada, como tú bien dices, tiene un valor atemporal como todos los grandes clásicos de todos los tiempos.

    ¡Un beso a todos y gracias por sus aportes!

    ResponderEliminar
  13. Necesitamos más gente como Quino en estos momentos.
    Feliz verano desde nuestro invierno.

    ResponderEliminar
  14. ¡Muy cierto, Pedro!

    Te doy una cálida bienvenida al jarro, y te agradezco tu aporte.

    Ya ves, Quino siempre ha tenido tema para quejarse del mundo, pero el humor es una digna y sana salida a lo que vemos torcido él.

    Por eso decidí comenzar con una investigación sobre quién es Quino en este año que se nos anuncia duro en lo económico y lo veo nublado en lo social.

    Como decía un economista y político argentino, "Hay que pasar el invierno". Y nosotros tendremos que pasar el verano: que sea con frío o calor, pero con una sonrisa en la medida de lo posible.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  15. ¿Sabes que siempre he sido adicta a MAFALDA? no sé si me habré perdido algo que se haya publicado de esta genia jajaja genial :-)

    Esta vez, mi querida FER como además de este regalo de netrada, me has dibujado un sonrisa inmensa en mi casa... graaaaaaaaaaaaaaaaciass
    Voy a intentar dibujártela también yo a ti...


    ¡¡¡ ESPERO QUE TE DESPELUJES ENTERITAAAAAAA ...¿¿¿ESTÁS SONRIENDO???:-)



    Un beso muuuy grandísimo cielo.

    ResponderEliminar
  16. Muchisisímas gracias por tu regalo, que desde ya me despeinó y voy a usar en una entrada próxima :)!!!

    ¡Gracias de corazón, querida María!

    Un beso con abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  17. Buenisimo tu plan cultural! Esperamos tus entregas de verano :) Y si, lo del bikini es una cuestion de actitud! Besotes!

    ResponderEliminar
  18. ¿Estás segura? Será que me falta actitud no más...

    ¡Besotes, Gi y mil gracias!

    ResponderEliminar
  19. Además de que me encanta Quino me encantó el artículo y encuentro que el título "Al gran Quino argentino, salud", es un juego de palabras genial.

    ResponderEliminar
  20. Me fascina cuando Mafalda dice: "este es el palito de abollar ideologías" suena tan dulce y a la vez tan profunda. Me ha llenado de placer leer esta entrada.
    Abrazos Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mafalda es una adulta en miniatura, inteligente, aguda y bien informada. Esa cita que traes es sencillamente genial y absolutamente atemporal. Es eso lo que siempre mantiene la enorme vigencia y popularidad de Quino. Te agradezco tus cálidas palabras, Alejandra.

      Un fuerte abrazo!

      Fer

      Eliminar
  21. Creo que fue Julio Cortázar quien dijo: “No tiene importancia lo que yo pienso de Mafalda. Lo importante es lo que Mafalda piensa de mí".
    Yo también le dediqué un post, no podía ser de otra manera, crecí con sus historietas. Simplemente me encanta!!!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos muchos quienes lo admiramos alrededor del mundo. Lo mejor de Quino, además de su genialidad, que, sin duda alguna, ya pasó a la posteridad, es su inmensa humildad. Muchas gracias por el comentario, Marybel.

      Besos!

      Fer

      Eliminar
  22. A mi tambien me encantan sus historietas.Mafalda mi preferida,tan vigente siempre.gracias Fer.

    ResponderEliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."