lunes, 28 de marzo de 2011

El consejo de Obama



  Continuando con esta idea de los riesgos que conlleva el uso de Facebook y las redes sociales entre los jóvenes, me encontré en youtube.com con parte de un discurso del presidente Barack Obama que dió a un grupo de estudiantes en un colegio de Arlington, Virginia, en 2009. En esa ocasión, les dejó un mensaje de precaución con respecto a todo lo que publicaran en Facebook. Traduzco para quien no capte el original que se ve y escucha en el video, pero no logré dar con un video subtitulado (es muy breve):

     " Quiero que todos los aquí presentes tengan cuidado con lo que publican en Facebook , porque todo lo que hagan, va a aparecer más tarde en algún momento de sus vidas. Y cuando sos joven, cometes algunos errores y haces algunas cosas estúpidas,  y he escuchado mucho últimamente sobre jóvenes que han publicado cosas en Facebook, y luego se postulan para un empleo, alguien busca  y ... (en la red y encuentra)
Entonces, aquí tienen un consejo político práctico."


   Después de Obama, se ven dos cortos publicitarios: el de Sarah, una adolescente que comienza a notar que todos los miembros del sexo opuesto la reconocen en distintos lugares a los que va, y finalmente, a punto de entrar al cine con amigas, el acomodador- a quien nunca vio antes- la saluda y le pregunta :"¿De qué color es tu ropa interior hoy?" Esto deja claro que ha subido fotos de ella misma en ropa interior a la web, y por eso hasta los extraños la reconocen y un mozo le dice "Te veo más tarde" (en la web...) 
La advertencia aquí es:

         "Add people that you only know"
        " Agregá a tu lista de amigos sólo a la gente que conozcas"

  Luego le sigue otra joven que pega su foto en una cartelera del colegio, y se ve como esta foto es tomada de allí y comienza a circular hasta llegar a donde ella ni imaginaba. Ella intenta desesperadamente borrarla, pero no lo logra.
El mensaje en este caso es:

        "Once posted you lose it"
     "Una vez publicado no se borra" 

   Y finalmente, se escuchan voces desde los medios con mensajes de adultos que aconsejan a los adolescentes(quienes según las estadísticas lo hacen), no dar información personal en Internet, como dirección o números telefónicos, y se nos aconseja a los padres monitorear las actividades de nuestros hijos, tener la computadora en lugares "abiertos" de la casa donde podamos ver lo que nuestros hijos están haciendo, y sobre todo NO RETROCEDER ANTE LA PROTESTA DE NUESTROS HIJOS CUANDO PONEMOS EL LÍMITE, QUE CLARAMENTE NECESITAN Y PIDEN A SU MODO.


Y te lo digo así: a boca de jarro.

domingo, 27 de marzo de 2011

Redes Sociales : Ver para seguir pensando...





Estos videos están en youtube.com. Son muy gráficos y concientizadores acerca de los riesgos del mal uso de las redes sociales que comenté en mi entrada de ayer. Gracias a un excelente artículo que aparece hoy en el diario La Nación, Sección Enfoques, Sociedad y nuevas tecnologías,  titulado "Prisioneros del pasado: Los riesgos de la cibermemoria" nos deberían hacer "pensar antes de publicar", como esta campaña propone - escrito en lo que se conoce como neotaquigrafía: "THINK B4 U POST!" ("THINK BEFORE YOU POST!").
En el diario se habla también de "la reivindicación del anonimato", lo cual desarrollé previamente en mi entrada "Sorprenda y feliz", donde explico por qué elijo NO incluir fotos de mis familiares ni revelar sus nombres en mi blog. Todos estamos en lo que los expertos denominan "the cloud" ("la nube") , "una nube de datos ubicua", "un conventillo digital" flotando en el ciberespacio que puede comprometernos y hasta jugarnos en contra. En el artículo se desarrolla el tema del "cyberstip-tease" o "strip-tease cibernético", una práctica muy difundida entre algunos adolescentes y jóvenes usuarios de las redes sociales, que ponen así en peligro su futuro social, sentimental y laboral, ya que todo lo que publicamos en Internet queda registrado y no se puede borrar.
Imperdible el artículo y los videos: más razones para no permitirle a mi hijo de doce el uso de Facebook e insisitir en la necesidad de que pongamos LÍMITES.

¡ES MUY ESPERANZADOR VER QUE YA HAY CAMPAÑAS PARA CREAR CONCIENCIA QUE AVALAN LAS ADVERTENCIAS QUE LOS ADULTOS RESPONSABLES LES HACEMOS A NUESTROS JÓVENES!

Ahora, ante el reclamo :"¡Pero si todos lo hacen!", contamos con estos casos ejemplifacadores de lo que también les puede pasar a esos "todos" que lo hacen.

Y te lo digo así : a boca de jarro.

sábado, 26 de marzo de 2011

FACEBOOK :"To be or not to be" ?

Mucho se ha dicho sobre Facebook. Yo abrí una cuenta simplemente para darle más movimiento al blog. Vi parte de la película "Redes Sociales", que cuenta la historia de sus orígenes, y me disgustó el resentido plagio intelectual que existió en sus comienzos, y la actitud arrogante de esos brillantes jóvenes universitarios que no parecían darle mayor importancia a sus estudios, sino a "figurar"en Internet. Me aburrió su verborragia y sus vericuetos legales y técnicos, y no la terminé de ver. Es sólo mi opinión.
Buenos Aires está sexta en el ranking de  grandes ciudades usuarias de Facebook según el diario Clarín de hoy. Es sólo un dato.
El nombre "Facebook" me remite a esas frases ochentosas que usaba como adolescente: "Hacer facha, echar rostro." Algo bastante exhibicionista y superficial, muy a tono con las exigencias de nuestra sociedad. Es "el libro de las caras, de los rostros, para hacer rostro, para figurar". Difícil de traducir...  La hoguera de nuestras vanidades contemporáneas, quizás. Es interesante reflexionar sobre esta palabra "face" en inglés. Como sustantivo significa "cara, rostro", y como verbo significa "enfrentar, asumir, hacerle frente a algo", en frases tales como "to face the facts or the consequences of your actions" ,"to face a phenomenon" ("enfrentar los hechos o las consecuencias de tus actos", "hacerle frente a un fenómeno"). Y, sin embargo, quien interactúa por Facebook de algún modo evita enfrentarse al otro cara a cara,  y lo hace de manera virtual.... Es sólo una reflexión.
A través de Facebook hace poco tiempo reencontré una amiga valiosa que dejé ir por esas cosas de la vida, y logré reunirme con ella "cara a cara". Porque, en mi modesto entender, Facebook no basta como forma de contacto entre los seres humanos , aunque puede ser útil en ciertas circunstancias , tales como el querer publicitar una actividad positiva, o las que impone la distancia, un forzado encierro o un reencuentro con alguien del que se ha perdido el rastro- en cuyo caso hay que dar con él a través de Facebook si uno y otro están o "figuran" allí. En otros tiempos, hacíamos más uso del teléfono , la guía telefónica, la correspondencia, y el boca a boca. Pero realmente, no sé si me hubiera animado a dirigirme a esta vieja amiga por teléfono: bastante me costó de manera virtual, a través de un mensaje que ella podría haber elegido  no contestar, y ya. De otro modo, habría corrido el riesgo de que me cortara en la oreja o me dijera algo desagradable sobre mi persona que hubiese tenido que escuchar y "hacerle frente", exponiéndome mucho más...
En fin, como instrumento, admito que tiene buenos usos, aunque  nos sentimos menos expuestos y más audaces, menos vulnerables en el contacto, igual que con casi todo lo que los avances tecnológicos nos han traído. Por eso mismo estimo que encierra ciertos dilemas, peligros y trampas que no me terminan de cerrar. El hecho de que mi hijo de doce años insista hace ya más de un año con que :
               "Todos tienen Facebook, ¿por qué yo no?"
 ...es algo que me perturba y entorpece mi relación con él. Cuando le explico, no entiende que ante todo tendría que mentir su edad para que acceda como miembro, lo cuál sería un acto de total y absoluta "deseducación" que atenta contra mis principios, o debería facilitarle acceso a mi cuenta y recibir mensajes de sus 200 "amigos" y de los 400 "amigos" de sus "amigos", que a ciencia cierta nadie sabe bien quiénes son o qué intenciones tienen, y que además debería permitirle ver fotos de esos cientos de personas y tal vez hasta que él mismo se muestre en fotos en la red, ahí ya no me gusta nada - con todos los degenerados que andan por allí haciendo de las suyas. Un adulto puede decidir con quién liga, qué muestra y que ve, y allá él, ¡pero un púber de doce...!  ¡Claro, en el colegio desde sexto grado le han dado "educación sexual" y lo han convencido de que "ya sabe" y de "ya es adolescente", y él  lo cree : ¡pero yo convivo con un niño grande que está creciendo, un púber, y se perfectamente que aún está muy verde para estas cuestiones!
Por otra parte, preferiría que en esta etapa en la que ha comenzado a gozar de mayor libertad para ir y venir solo, para hacer amistades y pasar un rato con ellas sin que las madres estemos "digitando" a quién puede o debe invitar a casa a jugar y demás (porque eso solemos hacer las madres en la infancia), preferiría que mi hijo pre-adolescente construyera amistades reales con uno, dos o tres chicos de su edad, no con "cientos", en el mundo concreto, y que expresara sus sentimientos y opiniones de manera gestual y verbal, y no a través de mensajes indescifrables, entrecortados y deformados, que intentan aproximarse a una tibia demostración de afecto recurriendo al uso de emoticones. Como bien pronostica su papá, esta generación sufrirá un cierto grado de "afasia" (una pérdida de la palabra) a causa de este fenómeno que no podemos frenar, pero que deberíamos repensar y, señores padres : acá viene lo difícil para nuestra generación... LIMITAR  en su uso, como mínimo.
Hace poco vimos en casa un video en inglés elaborado por www.e-teaching-online.com.ar que se titula "Bullying No More" ("No más patoteo o acoso estudiantil"), que consta de una serie de cortos con mensajes claros para alumnos y docentes que ilustran y musicalizan las penurias que sufren miles de adolescentes en el primer mundo a causa del acoso de ciertos compañeros, y entre sus diversas y dañinas formas, se muestra el "acoso virtual" denominado "cyberbullying", a través de las redes sociales, el celular y el chat. Se evidencia claramente como, a causa del mal uso de estas formas de comunicación, se puede llegar hasta el suicidio de un joven que no encuentra protección contra el ataque- sin duda un caso extremo, con otras cuestiones graves subyacentes.
En países como Gran Bretaña y Canadá,  ante la evidencia de acoso estudiantil, se puede dar parte a la policía, que interviene, y esto se ve en uno de los clips.Y otra vez surge la necesidad de que el mundo adulto tome cartas en el asunto e imponga LÍMITES.  La idea es que no hemos sido educados para hacerle frente a este fenómeno: no tenemos herramientas suficientes para "hacerle frente a Facebook" ("to face Facebook"). Nosotros, como la escuela, siempre un paso atrás de la realidad imperante. 
Y otra vez  resuena "Facebook" : "figurar" para no ser excluído por el grupo de pertenencia, para no ser catalogado de raro, tonto,"loser", "nerd", nene de mamá, chiquilín. etc., y así convertirse en el target perfecto para el "bully" de turno, pero sin poder "hacerle frente a las consecuencias" ( "face the music") ...

He aquí el dilema: ¿ser o no ser?, ¿estar o no estar?, o como diría Hamlet con las geniales palabras que le diera mi admirado William Shakespeare :

             "To be or not to be : that is the question."
                          ( No todos: ¡yo!)

Esa es la cuestión para nosotros como "adultos paternantes": permitir o no permitir, y si permitimos, cómo limitar y evitar daños. Esto de"adultos paternantes" lo tomo del excelente libro que estoy leyendo de Susi Mauer y Noemí May "DESVELOS DE PADRES E HIJOS" En la infancia y la adolescencia, publicado por Emecé, que obtuve gratuitamnete y dedicado de parte de Susi,  a  raíz de mi carta de lectores sobre un artículo de su autoría que apareció en la revista La Nación, hecho que comenté y celebré en una entrada oportunamente.

Verdaderamente, recomiendo la lectura de este libro que me ayuda en mis desvelos de madre en estos tiempos cambiantes y vertiginosos, "quitando los velos" que se echan sobre mi mirada de la realidad que me toca protagonizar en la crianza de mis hijos.

A propósito, otra madre con unos cuantos desvelos seguramente, Michelle Obama, explicó hace poco eNewsweek, Febrero 2011, por qué sus propias hijas no tendrán acceso a las redes sociales en el futuro inmediato :

"I'm not a big fan of young kids having Facebook. It's not something they need."("No soy fanática de la idea de que los chicos tengan Facebook. No lo necesitan.")

Y yo no podría estar más de acuerdo. Pero la cuestión es cómo se lo hago entender a mi hijo de doce sin que me odie y sufra por no ser uno más de los tantos, de los otros...

Y te lo digo así: a boca de jarro, Shakespereano hoy...

jueves, 24 de marzo de 2011

¡Sorprendida y feliz!

La verdad es que estoy sorprendida y fascinada con esto del blog. Sé perfectamente que no se trata de nada trascendental en números comparado con otros. Sin embargo para mí, es un fenómeno espectacular y totalmente inesperado. Esto de que haya gente leyendo lo que una ignota bloguera con vocación de escritora crea desde un rincón del mundo me tiene absolutamente pasmada.
¡Gente de España, de Canadá, de Méjico, de Estados Unidos, de Australia, de Indonesia leyendo esto!
¡Y gente de mi país : bastantes! 


¡¡¡QUE BUENO!!!


¡Qué bien se siente sentirse acompañada, un poco menos remota y sola!
Es como haber encontrado un pequeña isla en medio del océano donde todos hablamos el mismo idioma, literal y metafóricamente dicho...
Me encantaría que se animaran a comentar, a expresar sus acuerdos o desacuerdos, a aportar!!!
Tal vez esté pidiendo demasiado; después de todo : ¿qué importancia tiene todo esto si lo comparamos con la situación de Japón o el ataque a Libia?
Pero si bien pasan cosas terribles en el mundo, que sin duda sirven para hermanarnos en el dolor y aprender de las lecciones que la naturaleza y nuestra historia nos imponen, "nuestro pequeño mundo de cada día" también nos hermana y nos une y permite que nos hagamos más humanos al abrir las ventanas y ventilarlo.
Por lo menos eso es lo que a mí me pasa cuando leo los blogs que sigo.
A propósito,veo que en otros blogs hay muchas fotos de sus autores y de sus seres queridos. Y me gustan. Yo elijo escribir sobre mis seres queridos, pero también elijo preservar su identidad y no mostrar sus fotos o usar sus nombres, excepto la foto de un bebé de mi familia como símbolo de todos los que pasaron por mis brazos y que AMO. A ellos tengo en mente mayormente cuando escribo: esto quedará como un legado para todos los míos. Sí elijo incluir algunas fotos que he tomado de lugares dentro y fuera de casa,de las portadas de los libros que han sido significativos para mí, o trabajos que mis hijos producen a modo de ilustración- ya que para mí son tesoros invaluables.
También elijo agregar mucho arte a las entradas, porque creo que, como la palabra, es un poderoso lenguaje universal. Elijo el arte que conozco y que me gusta: no soy una experta. Y lo que sé de arte se lo debo a una profesora de Arte que tuve en el secundario, que me hizo creer que yo podía dibujar a una edad en la que ya había asumido que no tenía ninguna chance en esa disciplina. Y siempre la recuerdo con cariño y gratitud, como un ejemplo de docente que intenté seguir en mi propia carrera. Su nombre resuena en mis oídos últimamente: "Felicitas". Era sin dudas alguien "feliz", capaz de enseñar y transmitir esa felicidad que llevaba desde su nombre.
Y todavía tengo mucho que agregar y aprender para hacer de esta pequeña isla un mundo más feliz.


                ¡GRACIAS POR ESTAR AHÍ!
UNA LINDA ISLA ...






Y te lo digo así: a boca de jarro.


miércoles, 23 de marzo de 2011

The Veteran

   
Hoy llueve en Buenos Aires... comenzó el otoño.
Lindo día para poesía ...

"The Veteran" ("El Veterano de guerra") es un bellísimo poema de la poetiza norteamericana de comienzos del siglo XX : Dorothy Parker. Lo descubrí a través de un fragmento que incluye Whitney Otto en su excelente novela "How to make an American Quilt", de la cual hay una linda versión cinematográfica con Winona Ryder y Anne Bancroft, dirigida por Jocelyn Moorhouse.

Dorothy Parker tuvo una vida tormentosa, marcada por  la 
persecución por sus ideas políticas, el alcoholismo, varios divorcios 
recurrentes intentos de suicidio. 


Una de sus biografías dice lo siguiente :
                 
              "Dismissive of her own talents, 
             she deplored her reputation as a wisecracker".   


Lo cual yo "transferiría" así, para el que no lo capte en inglés, 
como en verdad me parece más gráfico:


                   "Subestimaba sus propios talentos
                 y deploraba su reputación de humorista filosa y aguda."


En estos días en los que estoy metiéndome  de lleno en la interacción
con mis alumnos, me sorprende y apena encontrar cuántos adolescentes y jóvenes 
hay que también subestiman sus talentos y cargan con una reputación,
o una etiqueta que les pesa. Así me vino esta mujer y su bello poema 
a la memoria. Y pienso cuánta desilusión, frustración, traumas y hasta 
enfermedad puede provocar el no dar rienda suelta al ser dentro nuestro, 
con sus pequeñas genialidades y talentos, aunque no busquemos fama o gloria.
Cuánto daño puede causar la ceguera de los adultos alrededor del joven
que no notan o estimulan esos talentos. Y cuanto más daño puede producir
el juicio negativo, el ver sólo el lado vacío del vaso, el etiquetar.
¡Qué pesada mochila pueden resultar las etiquetas que cargamos y
que se nos han impuesto hasta el punto de que nos las hemos creído!
¡Cuántos jóvenes parecen disculparse por no leer "bien", no pronunciar "bien",
no escribir "bien", no dibujar "bien"... en fin, la lista es larga, interminable!
¿Quién dijo que hay que hacerlo "bien" para gozar del derecho a disfrutarlo?
¿Acaso alguien nos enseñó a hacerlo? Y si ese fue el caso, ¿cómo sabemos si 
hemos sido bien enseñados y que estamos siendo bien evaluados? 
¿Qué "está bien" y qué "está mal" cuando se trata simplemente de liberar
nuestros potenciales -  si no le hacen "mal" a nadie y podrían hacernos
 mucho "bien" a nosotros mismos? 
Al hacer lo que nos gusta sin juicio de por medio, fluimos, 
nos olvidamos por un rato del mundo, de nosotros mismos,
nos convertimos en artistas, aunque no seamos demasiado talentosos.
Siempre intento estimular el intento, el esfuerzo ... sí, eso que está
pasado de moda en la era de la instantaneidad, el animarse y, por sobre
todo, el disfrute
Pero claro... yo ya soy "una veterana de guerra" en  mis luchas contra
la baja autoestima, la inseguridad y las disculpas por no ser lo que los demás
esperan, por no ser "perfecta". Alguien como el veterano de guerra
en este poema, cuyo fragmento dice:



The Veteran


When I was young and bold and strong,
Oh, right was right, and wrong was wrong!
My plume on high, my flag unfurled,
I rode away to right the world.
“Come out, you dogs, and fight!” said I,
And wept there was but once to die.

But I am old; and good and bad
Are woven in a crazy plaid.




                                        Dorothy Parker



  "Cuando era joven y valiente y fuerte,
¡Ay! ¡Lo que estaba bien estaba bien, y lo que estaba mal estaba mal!
Mi pluma en alto,mi bandera desplegada,
Partí a enderezar al mundo.
"Salid, perros, luchad!", dije,
 Y lloré por sólo poder morir una vez.


Pero estoy viejo; y el bien y el mal
Se entretejen en un loco entramado."


 Y, paradójicamente, ¡cuántos verdaderos genios hay con vidas dolientes y etiquetas pesadas!
 Einstein, un pequeño genio etiquetado de"fracaso escolar"; Van Gogh, un "loco" que se cortó la oreja y no disfrutó de reconocimiento en vida ; y Dorothy Parker, con una vida sufrida que alguien graficó así:


  
        El epitafio que ella quería sobre su tumba, hoy en Baltimore, decía: 


                     "Excuse my dust ."   ("Disculpen por el polvo de mis cenizas")


   ¡Ahí está! Muchos dirían que sólo los grandes pueden traducir poesía, o que la poesía no se traduce.
Yo lo hago, me animo. No sé si está "bien" o "mal": soy una "veterana de guerra" y ya no me importa.
Lo hago, lo disfruto, y no pido disculpas, ya que a nadie hago mal, y me hago un gran bien.




Y te lo digo así: a boca de jarro, pero con poesía.

lunes, 21 de marzo de 2011

Hoy aprendimos... ¡A la flauta!

    El 10 de marzo mi hija de 7 años que cursa tercer grado de la escuela primaria volvió a casa contenta porque había llevado por primera vez una flauta que le compramos especialmente a pedido de la docente de música.
    En su carpeta dice:
(NÓTESE QUE LOS NIÑOS LLEVAN CARPETA HASTA EN LAS MATERIAS QUE SON SUPUESTAMENTE INCLUÍDAS PARA DISTENDER Y AFLOJAR LA MANO...)



           ¡A LA FLAUTA! 
¿En un día se aprende a tocar un instrumento? 


     ¡Qué bárbaro! ¡Cuánta celeridad esta escuela nuestra del siglo XXI!
 Es que estos chicos de la era digital aprenden a la velocidad de la luz...
 Los docentes que hicimos una carrera terciaria y aprendimos con años de esfuerzo y dedicación que el aprendizaje es un proceso que lleva tiempo somos todos unos dinosaurios...


       Hoy, 21 de marzo, volvió a casa triste, porque su maestra de flauta le dijo: 
      " No tocás bien. Debés practicar más en casa..."


¡Pero por supuesto que no toca bien!¡No aprendió a tocar, señora mía!
¿Cómo va a tocar bien, si no hace ni dos semanas que tiene flauta y tuvo 3 clases como mucho?


¡Y otra vez me enojo con la escuela !


¿Qué se enseña en la escuela?


   Y con esto de "practicar en casa" : ¡¡¡AFLOJEMOS!!! 


   En casa, antes o después del colegio, se puede hacer alguna vez algo de tarea para reforzar el aprendizaje, porque ese es el propósito de la tarea. Pero NO SE DEBE esperar que los padres instruyamos a nuestros hijos todos los días además de educarlos, que ya es bastante arduo educarlos no más...
   La escuela debe instruir. Nosotros debemos ayudar, asistir, crear las condiciones, facilitar, estar.
¿Por qué se supone que los padres sabemos de todo, desde cálculos combinados, pasando por análisis sintáctico, hasta inglés y música? Y me quedo corta con las expectativas de las maestras del colegio de mis hijos, un colegio privado de barrio, nada sofisticado. Y además, ¿no sabe la seño de música, que "Es muy exigente, mami"... que los padres trabajamos también, dentro y fuera de casa, que ¡tenemos vida propia! 
   En fin:  practicaremos flauta en casa también... ¡Pobres vecinos!


                              ¿Qué otra nos queda?


Y te lo digo así: a boca de jarro.

"Las Cinco Libertades" según Virginia Satir, y las que me quiero permitir "a boca de jarro"...

*La libertad de ver y escuchar lo que está aquí, en lugar de lo que debería estar, estuvo o estará.


*La libertad de decir lo que se siente y se piensa, en lugar de lo que se debería sentir y pensar.


*La libertad de sentir lo que se siente, en lugar de lo que debería sentirse. 


*La libertad de pedir lo que se quiere, en lugar de tener siempre que pedir permiso.


*La libertad de arriesgarse por su propia cuenta, en lugar de optar únicamente por estar “seguro” y no perturbar la tranquilidad.


VIRGINIA  SATIR (1976). Contacto Íntimo.  

domingo, 20 de marzo de 2011

¡Sí a la vida!

Una de mis maestras en el arte de la "ACEPTACIÓN", MARÍA GUADALUPE BUTTERA , coautora junto al Dr. Ré de un libro de fácil y amena lectura que llamó mi atención en las Ediciones Paulinas cerca de casa por su título,"El Secreto de Aceptar", me ayudó en un momento de mi vida en el que justamente necesitaba escuchar cosas como éstas:

"Decir sí a lo que es y a lo que no es."
"Admitir lo ocurrido, sin reclamos ni reproches, libera una energía sanadora y liberadora."
"¡Digamos Sí a la vida!"
"Estar en desacuerdo con nosotros mismos nos provoca un gran dolor."
"Cuando creemos que no somos como los demás quieren que seamos, nos rechazamos."
"Rechazamos aspectos de nuestro cuerpo y también de nuestro psiquismo. La sabiduría nos señala que las dos causas del dolor emocional son : el apego y el rechazo."
"Uno fortalece lo que rechaza, por el solo hecho de rechazarlo."
"El vínculo íntimo consigo mismo requiere trabajo, tanto o más que el que uno tenga con otra persona."
"Una de las principales causas del autorrechazo es mirarnos desde los ojos de los demás, es evaluarnos desde el ideal, desde un modelo de perfección..."

  María Guadalupe Buttera, quien se autodefine como "psicoeducadora", entró en contacto personal conmigo desde su blog, al que sigo, y al que llegué para agradecerle el impacto que sus palabras causaron entonces en mi vida. Abrió las puertas de su generoso corazón "sanado y sanador" desde Santa Fé, y me siguió regalando sus reflexiones diarias y otra joyitas que guardo en el baúl de mis alajas espirituales, como el poema de Virginia Satir, "Yo Soy Yo", al que conocí gracias a ella, y que tanto bien me hace releer de vez en cuando, igual que sus "Cinco libertades" , tomadas de "Contacto Intimo", un libro escrito en 1994, que está en mi lista de lectura para este año, y tantas otras cosas más... Se hermanó conmigo en mis momentos difíciles, compartiendo oraciones desde la fé que nos une. Es una amiga del alma a quien nunca ví personalmente, pero se siente cercana y de confianza gracias a estos fenómenos que produce el buen uso de la Internet y la tecnología de la que a veces desconfiamos.
  María Guadalupe Buttera produce este efecto en mí : me enseña, me comparte, me nutre, me revitaliza, me abre los ojos amorosamente y con toda humildad , me señala cuales otr@s maestr@s o guías puedo tomar para seguir "despertando y creciendo", porque de eso se trata. Tiene, como lee el subtítulo de "El Secreto de Aceptar", de colección Salud Integral, Ediciones San Pablo, "una mirada esclarecedora".
 Este es mi  modesto homenaje y mi profundo agradecimiento a lo que ella, a través de su blog, el contacto íntimo por mail, este libro, y sus otras obras, me han aportado y  enriquecido.


Ya vá por su segunda edición! Y te lo digo así: a boca de jarro.

   Link: http://despertarycrecer.blogspot.com/



jueves, 17 de marzo de 2011

Para vos que estás haciendo la adaptación al jardín.

  Estamos en época de adaptación al jardín de infantes. Tengo sobrinos que están es eso, y sus mamás, a quienes quiero entrañablemente, están también adaptándose. También hay una madre que se especializa en crianza de niños pequeños, a quien sigo en su popular blog, que hizo un comentario sobre esto porque anda en lo mismo.  Y todo me retrotrae a esa etapa por la que pasé con mis hijos, cada una con su historia particular e inolvidable.Y la verdad es que quisiera ayudar, sobre todo a la que más amo, a través de mi experiencia, ya que es ella quien tiene que hacerlo, pero como siempre la experiencia es intransferible.
  El período de adaptación al jardín como está planteada hoy es algo relativamente nuevo. Mi generación no la tenía : nos dejaban en la escuela el primer día, las mamás se quedaban un ratito escuchando los llantos desde afuera, y después, taza, taza, cada uno a su casa, y a volver al horario de salida. Es también cierto que al acceder al jardín, éramos más grandes: no había sala de dos y tres, y algunos de mis contemporáneos iniciaron su escolaridad en lo que llamábamos preescolar, hoy, sala de cinco.
  Como siempre, tengo opinión formada al respecto de las nuevas modalidades. Por un lado, estimo que la gradualidad hace la separación entre madre e hijo menos "traumática" para AMBOS, ya que estoy convencida de que es a la madre en general a quien más le cuesta adaptarse que al chico. Es probable que las madres no seamos siquiera conscientes de esto, pero si se le pregunta a cualquier maestra de nivel inicial, seguramente dirá: ¡ Hay cada madre..! Igual que nosotras decimos : ¡Hay cada maestra!. En realidad, hay de todo, hasta chicos haciendo la adaptación con la señora de la limpieza. Y es que a veces, por más que se quiera, tal vez no queda otro remedio.
  Está bien que a los chicos se los vaya acostumbrado de a poco, pero no exageremos, ya que esto resulta una demanda fuerte y a veces imposible de cumplir para muchísimas gente: madres y padres que trabajan y no obtienen concesiones o no pueden tomarse ese tiempo que no es corto- ya que ocupa casi todo un mes-, madres con varios hijos en nivel inicial  que van y vienen a distintos horarios detrás de uno y otro, abuelas que tienen que ocupar el lugar de la madre y/o el padre, abuelos que no están, no pueden, trabajan, etc.; y es entonces cuando la adaptación se convierte en un problema familiar, laboral, personal, y se vive con ansiedad, con ganas de que ya termine y se establezca una rutina ordenada. Esto es difícil de lograr con niños tan pequeños. Pero muchos padres lo necesitan.
 Y si no están estas otras cuestiones:  las emociones que entran en juego, la mano  temblorosa de la madre que puede tomar la mano del hijo y sin darse cuenta, apretarla cuando llega el momento de hacer "el pase" de  manos; la mano que empuja al crío desde la puerta de casa y que va resoplando porque :"Vamos muy lento. Así llegamos tarde, y la seño se enoja!"; la mano que deposita al hijo en el asiento de atrás del auto, abre la puerta y lo lleva del hombro hasta la mano que lo recibe; la calidez o frialdad de la mano que lo recibe...
en fin, hay de todo.  ¡Y TODO ES MUY HUMANO!  Incluso, cambia en el día a día: no todos los días la misma mano "piensa y siente" lo mismo...(¡porque esta mano siente y piensa también!)
  Pero es en la emoción que vibra en esa mano maternante donde yo siento que está la clave del "éxito" de la bendita adaptación. Si la mano va confiada y contenta, convencida de que está haciendo lo correcto, de que ya es tiempo de cortar un poco más el cordón, de que el nene interactúe con otros seres y se encuentre con otros adultos que le pondrán límites que van a reforzar los que ella pone en casa ,y crearán nuevas pautas y rutinas,y le darán cariño y contención en la medida de sus posibilidades, y le harán hacer cosas que a mamá no se le hubiesen ocurrido en los ratos de juego, que lo enriquecerán y lo ayudarán a crecer y a gastar energías productivamnete, dándole a mamá un ratito- no muy largo- para hacer algo sin estar mirando qué está haciendo la criatura, aunque más no sea tiempo para darse un baño con la puerta cerrada, limpiar,lavar, planchar, cocinar o hacer compras sin estar velando por la seguridad del niño, o caminar unas vueltas a la plaza más cercana al jardín... entonces la adaptación será "exitosa"- aunque "éxito" y "fracaso" son palabras que no me gustan en este caso y en general cuando de educación y niños se trata. Casi que tampoco me gustan para hablar de otras cosas que atañen al mundo adulto. 
  En fin, ojalá esto te sirva, porque te quiero, lo quiero a tu hijo, y quiero lo mejor para ustedes, y cuando hablo con vos, y escucho las emociones en tu voz, que me resultan tan familiares y crean un resonancia que me inunda de empatía, y veo que no puedo hacer más que darte ánimos y alentarte a tener paciencia, esa que habría que comprar por litros para estos menesteres, realmente es entonces cuando me pregunto por qué se nos habrá hecho todo tanto más complicado que a otras madres de generaciones pasadas, y cómo haremos para volver al llano y disfrutarlo todo un poco más. Tal vez es sólo una percepción de que "todo tiempo pasado fue mejor" o más fácil que indica que me estoy poniendo vieja. Aunque viejos son los trapos.
  Y se me viene a la memoria un muy buen artículo que leí el domingo pasado en la última página de La Nación Revista escrito por Mori Ponsowi, sección Miradas titulado "Chicas Superpoderosas" que te recomiendo leer. ¡No intentemos serlo: podemos morir en el intento!


Y te lo digo así: a boca de jarro.

martes, 15 de marzo de 2011

LA ESCUELA ES UN TIRANOSAURIO REX : Charla entre Eduard Punset y Ken Robinson.


  Alguien me pasó algo valioso y valiente porque sabe lo que me apasiona el tema de la educación, y lo indignada, frustrada e impotente que me siento al ver que mis hijos, una en el primer ciclo de la primaria, trabajando para mejorar la letra cursiva, que nadie le enseñó a trazar, y la calidad de la "presentación" de sus trabajos, que nadie le enseña a hacer o a presentar, y donde su asombrosa inteligencia emocional, su riquísima oralidad y su imaginación, creatividad y sensibilidad maravillosas nadie pondera: lo que se valora es el envase, igual que afuera de la escuela...

  El otro, ya adaptado a la supervivencia escolar, aunque no sabe lo que se le viene, está"estrenando" el secundario, que supuestamente lo preparará para el mundo "adulto","del trabajo", donde ya lo que se propone, desde el sistema mismo, es el facilismo y la mediocridad, con profesores que no trabajan bien, ni están bien pagos, ni reciben capacitación más allá de sus estudios en el profesorado si lo hicieron, y que no están preparados debidamente para los desafíos del mundo de la generación de nuestros educandos, un mundo en donde se benefician los alumnos que responden a la cultura de "zafar" y llegan a recibirse igual los mediocres que el que estudia, creyendo que eso que se estudia quedará "aprendido" o que le va a servir para el futuro... 
Todo esto es lo que yo observo dentro del círculo de escuelas privadas en donde me muevo y me he movido: soy consciente de que hay honrosas excepciones.
  Bueno, ese alguien que sabe de mis cuitas, me envío un video de la charla entre EDUARD PUNSET   y  KEN ROBINSON, donde todo lo que pienso se ve impecablemente reflejado, y desde ya está dicho por gente que sabe  y estudia mucho sobre el tema: yo simple y humildemente, desde mi experiencia como madre, docente y ex-alumna, reflexiono y reacciono, aunque en vano: no logro cambiar nada, y si protesto en la escuela, es contraproducente...
  Mis hijos no disfrutarán del cambio de paradigma que se hace imperioso, y me duele. Mientras tanto me llena de optimismo ver que hay especialistas que observan lo arcaico del sistema educativo y la necesidad de CAMBIO. Tal vez llegue para mis nietos ...
  Mientras tanto, les enseño a mis hijos a "sobrevivir" en la escuela, a que le saquen el jugo de la mejor manera posible, y a que la disfruten cuanto puedan: porque nadie aprende sin disfrutar!!!


  VERLO LLEVA TIEMPO, PERO VALE LA PENA!!!

REDES 87: EL SISTEMA EDUCATIVO ES ANACRÓNICO. 

http://youtu.be/0neeNEM6NHQ

                                           

Y nos lo dicen así: a boca de jarro.¡Qué lujo!

PD : GRACIAS MARÍA !!!

viernes, 11 de marzo de 2011

Para vos que estás maternando: Más sobre puerperio.

  

  
 Otra vez escribo para vos, que no te tocó fácil: pero ¿para quién lo es? Además del libro fundamental de Laura Gutman, La maternidad y el encuentro con la propia sombra, hay otro en su producción que ha resultado para mí muy enriquecedor desde mi segundo puerperio en adelante. Espero que pronto puedas leerlo. Se titula: Puerperios y otras exploraciones del alma femenina. Ninguna mujer-madre con quien yo haya interactuado habla de una manera tan lúcida y honesta sobre el puerperio como lo hace Laura Gutman. Desde la cabeza y desde el corazón, su análisis de este proceso que ella bien define como "eterno" es sencillamente brillante y conmovedor. Evidentemente, ha corrido mucha agua bajo el puente de esta psicoterapeuta familiar especializada en crianza y madre de tres hijos, y me da la sensación de que sabe de lo que habla por experiencia propia y no tan sólo por su labor terapéutica.

  Para mí lo más revelador de este libro es la comparación que Gutman establece entre parto y muerte, siendo el parto "la puerta" del más allá al más acá, y la muerte, "el paso" del más acá al más allá. Según Gutman, ésto explica los "estados alterados de conciencia", el sufrimiento y la angustia que caracterizan al puerperio y que sólo las mujeres valientes y sinceras consigo mismas son capaces de blanquear, ya que SÓLO se espera que todo sea alegría y felicidad ante la llegada del bebé. Estos sentimientos son comparables a los de cualquier duelo : duelo por la mujer-niña que fuimos y no seremos más, duelo ante la crisis vital que atravesamos, duelo por el mundo Yang que nos vemos forzadas a abandonar para navegar las aguas profundas del mundo Yin, para el cuál quizás no todas estemos debidamente preparadas. Para la autora, la dualidad Yin -Yang se establece como una lucha entre fuerzas opuestas: el Yang se relaciona con lo masculino, concreto, consciente,activo,intelectual, el fuego, la luz ; mientras que el Yin es un universo subterráneo para la mayoría hoy en día, en donde discurre lo femenino, sutil, inconsciente,pasivo,sentimental, el agua, la sombra. Y otra vez la clara referencia a Jung.

 Para mujeres que se han preparado para el mundo del afuera, del trabajo y el éxito profesional o la tarea intelectual con un reconocimiento concreto en el mundo del mercado, no es raro que el hecho de tener que entrar en una frecuencia en la que prima el recluirse en el hogar y el enfrentarse con sentimientos desbordantes, muchas veces en soledad, y sin obtener reconocimiento material por esta ardua labor, desconcierte o deprima. Gutman no escastima detalles al desarrollar el tema de las depresiones puerperales, tan poco entendidas y mal vistas como fenómeno, y tan desacertadamente tratadas hasta por muchos profesionales. El entorno de la puérpera, con las mejores intenciones, al ver que la reciente madre parece haber perdido la brújula de la cordura, se encarga de "darle ánimos" insistiendo en la necesidad de que se recupere pronto, se ponga en forma, retome sus actividades "de antes" y se alegre por la llegada del bebé a su vida. El médico la diagnostica poniéndole rótulos que la asustan aún más que su propio descontrol emocional, y la medica, dejándola aún más confundida y adormecida con respecto a su situación y  a sus sentimientos.  La puérpera se ve sumida en un desconcierto aún más profundo, ya que no puede con sus propios sentimientos, y sin embargo, no es la presencia del bebé que la entristece, sino un sinfín de otras cuestiones totalmente atendibles que, nombradas, cualquier mortal comprendería. Gutman es categórica: "Está permitida la alegría, pero no es tolerada la tristeza".  Por eso muchas mamás en esa posición no se animan a expresar sus reales sentimientos. En verdad, este es el momento oportuno para que los de afuera sean de palo si se trata de emitir juicios o dar consejos, y sólo deberían remitirse a ser sostén emocional de la puérpera, para que ella sea capaz de sostener a su bebé. Mamá y bebé conforman una "díada" y se hace imprescindible una red de contención , apoyo y cariño para la misma.

 Por otra parte, nos encontramos en un tiempo en el que se suscitan otros fenómenos formidables: al estar "fusionadas" emocionalmente con el bebé, nuestra mamá real y la que habita en nuestro interior como construcción propia, habilitan u obstaculizan, según lo entiendo yo, nuestra propia capacidad de maternaje. En mi rudimentaria interpretación, al parir a un hijo, "parimos" también a nuestra madre. Y si no logramos hacerlo, esto será lo que emerja y nos mire de frente desde la sombra, causando interferencias y molestias. Como toda crisis vital, el puerperio es una gran oportunidad para encontrar el beneficio oculto en el dolor , para repasar y asumir nuestra propia biografía, aceptando el "yo soy" sin intentar volver al "yo era", sino enriqueciéndolo desde el nuevo paradigma que incluye a nuestro bebé. Es el momento de convertirse en mujer adulta, un rito de pasaje, para mí el más importante por su huella y por sus profundas y duraderas resonancias místicas. Pariste a tu hijo, parís a tu madre, y así y sólo así te parirás a vos misma.Es el momento preciso para asumir- con todo el sostén que se pueda obtener de personas queridas, respetuosas de la necesidad de intimidad  y de encontrar el propio ritmo de a poco (de esas que no abundan...), que lo que nos pasa es precisamente lo que necesitamos para "ser más acabadamente nosotras mismas".

 NO ES FÁCIL, PERO SE LOGRA. YO SOY UNA SOBREVIVIENTE, FELIZ DE TRANSMITIR LO QUE APRENDÍ DE UNA MAESTRA Y DE MI PROPIA TRAVESÍA POR ESAS AGUAS, Y SIGO INTENTANDO DÍA A DÍA SER CADA VEZ MÁS "YO", DE LA MANO DE OTRAS MAESTRAS QUE SE HAN IDO SUMANDO EN EL CAMINO...

 ¡Te deseo lo mejor de corazón: a vos y a tu bebé, que por ahora y por un rato laaaargo, son uno!

A boca de jarro

jueves, 10 de marzo de 2011

Los hijos...


 ¡Hay tantas cosas que se dicen y se escriben y se han escrito sobre los hijos! Parten de sentimientos viscerales, los más profundos, lo mejor de nosotros. Los hijos nos regalan muchas caricias esenciales para el alma, intangibles, etéreas, invaluables, y también son la causa de nuestros más oscuros temores y nuestros más sufrientes desvelos y zozobras. 

 A veces son las alas que necesitamos para levantar vuelo y darle un real sentido de trascendencia a nuestra efímera existencia. Otras tantas, son como un grillete que nos pesa y que viene a coartar nuestra libertad de movimiento y elección. Son fuente de sentimientos encontrados, luces y sombras que nos habitan y que- humildemente pienso y siento-  es necesario reconocer y decir en voz alta, ya que lo que se dice se asume, se blanquea , se acepta, y solamente así nos hace bien.

 Si intentamos disimular u ocultar y ocultarnos a nosotros mismos los sentimientos negativos que experimentamos siendo padres, nos dañamos y nuestros hijos también resultan dañados, porque ellos perciben todo lo que nosotros intentamos esconder en nuestros silencios, nuestras rabias, nuestro enojo y nuestra impotencia: ellos están llenos de sabiduría, y viven en una frecuencia en la que se captan ondas muy sutiles que sus papás creen poder  disfrazar con los artilugios de la compleja psiquis adulta.

 Los hijos son la materialización del niño interior que llevamos dentro: por eso los sabemos frágiles, vulnerables y a la vez llenos de potencialidades y creatividad. Sospecho que no nos equivocamosY lo más duro es concebirlos libres e independientes de nosotros, capaces de andar por la vida sin que nosotros vengamos dos pasitos más atrás para advertirles los peligros o salvalrlos de caerse y lastimarse. Capaces de pararse sobre nuestros hombros y ver mucho más allá de lo que nuestros ojos pueden alcanzar a divisar. 

 No, no podemos evitar que sufran, parafraseando esa hermosísima canción de Joan Manuel  Serrat, que justamente reúne todas las emociones que los hijos despiertan y las expresa con absoluta sencillez y honestidad. Y aunque duelen más que nuestra propia vida, que gustosos daríamos para salvarlos del peligro y del dolor, han venido al mundo -igual que nosotros- a caerse y a golpearse para convertirse en PERSONAS. Sólo así podrán ellos algún día  hacer  su vida o elegir concebir a sus propios hijos.

  Parimos a nuestros hijos miles de veces, no una sóla, y los parimos con dolor, pero también con amor y regocijo. Nada ni nadie duele más que los hijos. Nada ni nadie más que ellos ocupa un lugar tan enorme en el baúl de nuestros tesoros. Y "allí donde está tu tesoro, está tu corazón."

A boca de jarro

martes, 8 de marzo de 2011

The Beatles forever!

                                    


 Hoy compramos el doble álbum de Los Beatles remasterizados que nos debíamos: ¡qué deleite! Nos dio ganas de tenerlo por el tema que escuchamos en la película que vimos el sábado, "La Cena de los Tontos", ( "Dinner for shmucks", en el original en inglés), con Steve Carell. La película, basada en la pieza teatral homónima y muy bien actuada, por cierto, es interesante y por momentos sumamente divertida. Parte de la premisa que los supuestos "vivos" son en realidad los verdaderos "tontos", y aquellos que consideramos "tontos" ("shumucks", "fools") son sabios y nobles desde su excentricidad y unicidad. El tema que abre la peli es "The Fool on the Hill" de Lennon y McCartney. Y a veces creo que todos podemos sentirnos un poco como este tonto en la colina de la canción... Los Beatles dicen:

 Inglés  y abajo mi versión en español ( a ver si sale...)

Day after day alone on a hill                      
Día tras día solo en la colina
The man with the foolish grin is keeping 

El hombre de la sonrisa tonta se queda 
Perfectly still                                              
Totalmente quieto

But nobody wants to know him     

Pero parece que nadie quiere conocerlo
But the fool on the hill sees the sun going down 
Pero el tonto de la colina ve la puesta de sol                                                       
And nobody seems to like him                
Y parece que el tonto a nadie le cae bien
He never listens to them                                  
Él nunca los escucha
He knows that they're the fool                 
Él sabe que ellos son los tontos                        

 Muchas veces nos sentimos así, como este hombre solo, ignorado, pero que se toma el tiempo para ver caer el sol y sabe que los demás, que ni siquiera tienen interés por conocerlo, son los verdaderos tontos, que lo observan disgustados, pero no se toman el tiempo para disfrutar de las pequeñas grandes cosas de la vida. ¡Cómo me gusta esta canción! ¡Cuánto me gustan Los Beatles!




A boca de jarro

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."