miércoles, 27 de julio de 2011

Un círculo de mujeres

                        
                             
   Hay una mujer que parece que anda sintiendo las ganas de crear círculos de mujeres, y que cita a otra sabia mujer que describe maravillosamente lo que los círculos femeninos generan. Si quieren ver de quiénes y de qué se trata por favor lean:
 http://expansionpersonal.blogspot.com/"Reúne a las mujeres; salva al mundo" J Shinoda Bolen

   Yo siento que aquí, alrededor de un jarro lleno de agua cristalina, pura y purificante, del que cada vez más mujeres bebemos en comunión, compartiendo nuestras vivencias y nuestros sentimientos con absoluta honestidad, simpleza y valentía, se ha gestado un círculo. 
     
                                                            

   Y al menos a mí, este círculo, aunque sea, como le dije a Xime, un círculo virtual y no presencial, pero con una fuerte presencia, aunque no sea apabullante en números, pero muy significativa y relevante en intensidad, entrega y poder de sostén, este círculo me nutre y me refresca, le da alas a mi alma, caricias a mi corazón y aire fresco a mis pensamientos. Es un círculo de elementos femeninos: de agua, de luz, de fuerza creativa y sanadora, de sostén y apoyo, un círculo nutricio como la leche materna, que da calor, que acompaña, que potencia, que "da a luz". Un círculo en el que irremediablemente se filtra la sombra que nos habita, porque somos luz y sombra, como decimos siempre, pero ahora la sombra está asumida, está aceptada, la luz se amigó con ella y la conoce,  la ilumina...

                                                          
  Casi siempre comparto lo que me pasa desde el conflicto. Hoy quiero celebrar el hecho de que el círculo alrededor de este jarro, esta vasija que se asemeja a un vientre materno de alguna manera, este círculo me aporta soluciones, abre los caminos que seguramente ya estaban allí antes de que mis ojos los pudieran ver a plena luz del día, y que se des-cubren y se comienzan a andar gracias a esa luz que el círculo de mujeres irradia. Hoy quiero agradecerles por estar en mí círculo, y hacerles saber que yo estoy en el de ustedes y que pueden contar conmigo.

                                             

  En "El Profeta", de Khalil Gibran, una mujer pide a Almustafa que hable sobre el dolor, algo que sea asocia con la mujer desde el Génesis Bíblico: "Parirás a tus hijos con dolor"...

    "Y una mujer habló, diciendo "Háblanos del dolor".
     Y Almustafa dijo:
     Tu dolor es la ruptura del caparazón
     que encierra tu entendimiento.
     Así como el hueso del fruto debe romperse
     para que su núcleo pueda exponerse al sol,
     así tu debes conocer el dolor.
     Y si pudieras mantener tu corazón maravillado
     ante los milagros diarios de tu vida,
     tu dolor no te parecería menos maravilloso que tu alegría.
     Y aceptarías las estaciones de tu corazón,
     así como siempre has aceptado las estaciones
     que pasan sobre tus campos.
     Y observarías con serenidad
     a través de los inviernos de tu sufrimiento.
     Gran parte de tu dolor es tu propia elección.
     Es una poción amarga
     con la que el médico que hay en tí cura tu ser enfermo.
     Por lo tanto, confía en el médico,
     y bebe su remedio con silencio y tranquilidad:
     porque su mano, aunque pesada y dura,
     está guiada por la mano tierna de lo invisible,
     y el cáliz que trae,
     aunque quema tus labios,
     ha sido hecho del barro
     que el Alfarero ha humedecido                               
     con Sus propias lágrimas sagradas".

Fragmento de "El Profeta" de Khalil Gibran, tomado de "El libro de la mujer: Sobre el poder de lo femenino", 2: La historia del hombre,  Osho,  Aura DeBols!llo, 2006.

¡Gracias por estar en el círculo alrededor de mi jarro, mujeres!

*Xime, recordá:

A boca de jarro       

7 comentarios:

  1. Fer es muy cierto lo que decis Los intercambios virtuales nos nutren tanto! Es como conocer a la persona sin verla por fuera pero identificandola por dentro. Es triste lo que te voy a contar pero muy cierto Hace añosss quiero formar un circulo de mujeres y tristemente no logro identificarme con mucha gente y cuando lo hago la mayoria viven en Argentina o España Me haria tan bien! Necesito eso de relacion sumamente intima sonde pueda expresar y aflorar todos mis sentimientos mas escondiditos y sobretodo los que s eiluminaron con mi maternidad
    Jamas ìerdo la esperanza Mientras yo tambien me siento me paro y bailo alrededor de tu jarro obvioooo
    Beso
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Estás dentro del círculo: bailemos la danza sagrada!!! No vivamos pensando en lo que no puede ser: disfrutemos de lo sí es! Ese es mi deseo para mi propia insatisfacción también, que es un rasgo muy típicamente femenino.
    Besos y gracias por estar, Ana Juana!
    Fer.

    ResponderEliminar
  3. Qué lindas palabras! Gracias por ser parte de mi círculo virtual sin presencia, pero tan presente! Y por permitirme entrar en el tuyo :) Realmente sirve mucho, nos enriquecemos todas mutuamente. Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué lindo lo decís:"círculo virtual sin presencia, pero tan presente". Yo lo siento igual. Otro gran libro: "El Profeta". Hay que hacer una larga lista...
    Seguimos en sintonía y nutriéndonos de este vínculo.
    Gracias y besos para vos también, Gi!
    Fer.

    ResponderEliminar
  5. Necesitamos conectarnos, potenciarnos, acompañarnos, la energía femenina es fuertemente transformadora, en cada mutación de una mujer nace un nuevo mundo que ella genera y se genera alrededor de ella.

    Sino encausamos nuestro sentir y pensar, es agotador y altamente sufriente.

    Necesitamos fluir y construir en cada movimiento.

    Necesitamos hacer lazo y tejerlos con el mundo!.

    Todo esto me recordó un posteo en mi blog de hace un par de años que da cuenta de ciertos aspectos de nuestro ser femenino. Se los comparto.

    http://tiempodelascerezas.blogspot.com/

    Me gusta reunirme alrededor de tu jarro y danzar con Uds!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Perdón, quise compartir este link:

    http://tiempodelascerezas.blogspot.com/2009/09/por-que-hablan-tanto-las-mujeres.html

    Ahora sí! besos

    ResponderEliminar
  7. ¡Gracias, Lore! A mi me encanta que estés siempre en este círculo con tu saber, tu sentido común, tu sensibilidad a flor de piel y tu enorme empatía!!! Voy a ver ese link gustosísima, y como vos decís, hay que enlazar, a mí me fascina, aunque tejiendo soy de madera: lo enlazamos...
    Beso grande!
    Fer.

    ResponderEliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."