jueves, 28 de julio de 2011

¡Seguimos enlazando, danzando y ampliando el círculo!

                                                 Lorena es autora del  bello blog
                                                      "El tiempo de las cerezas"
                

Desde hace un tiempo ya, siempre comenta y aporta mucho en calidad y cantidad. Y ayer aportó los siguiente como comentario a la entrada del Un Círculo de mujeres, que fue inspirada por un post de Ximena Ianantuoni de Vamos Viendo: "Reúne a las mujeres; salva al mundo" J Shinoda Bolen

En verdad, todo un entramado, todo un tejido...




Blogger Lorena dijo...
Necesitamos conectarnos, potenciarnos, acompañarnos, la energía femenina es fuertemente transformadora, en cada mutación de una mujer nace un nuevo mundo que ella genera y se genera alrededor de ella.

Sino encausamos nuestro sentir y pensar, es agotador y altamente sufriente.

Necesitamos fluir y construir en cada movimiento.

Necesitamos hacer lazos y tejerlos con el mundo!.

Todo esto me recordó un posteo en mi blog de hace un par de años que da cuenta de ciertos aspectos de nuestro ser femenino. Se los comparto.

http://tiempodelascerezas.blogspot.com/

Me gusta reunirme alrededor de tu jarro y danzar con Uds!

Besos!!
27 de julio de 2011 19:20

Blogger Lorena dijo...
27 de julio de 2011 19:21


  Me encanta lo que escribe y cómo lo escribe Lore: aporta y enriquece.  Posteo un fragmento de este link, pero todo el texto da para leer y sentirse identificados:

Muchas veces caemos en una sensación de desamparo por la multiplicidad de estímulos que percibimos y no por elección; sino por condiciones estructurales: anatómicas, químicas, hormonales, culturales y los lugares sociales nuevos e históricos que ocupamos e intentamos desarrollar con responsabilidad. Esto hace a ese "desborde" que muchas veces se ve y sobre el que se ironiza o se ataca lo más genuino y propio de la femineidad.

"No todo es lo que parece". La mayoría de las mujeres lo aceptamos desde un lugar más naturalizado. Sabemos que la realidad es mucho más amplia y maleable, que el recorte que todo ser humano es capaz de registrar, según su particular experiencia. La comunicación, el uso de las palabras son creadores de realidad y en nuestro discurrir compartido buscamos generar nuevos sentidos. (...)
Sé que siempre que nos desbordamos, una palabra de afecto, de reconocimiento, un abrazo o un beso a tiempo nos eleva el espíritu, nos hace descansar y... nos hace callar.

  
Inclusive me parece que, tal vez con diferentes matices y temáticas, esta necesidad del círculo aplica también a nuestros complementarios masculinos, ¿o no, señores? Aunque sea para comentar que ya no soportan más a sus mujeres, madres, novias, esposas, hermanas, suegras ...parlotendo sin cesar en sus oídos y dentro de sus cabezas... 
¡Están invitados a enlazar, a comentar y aportar, caballeros!

Me encana enlazar, me encanta nutrirme de la riqueza de quienes tienen mucho para dar, como Lore, desde su  bello y fecundo jardín de cerezos en flor. Como le dije a Lore, soy una tejedora frustrada, pero me desquito enlazando palabras, textos y blogs. Es un fenómeno fenomenal esto de los blogs...

No se por qué se me vino a la cabeza una canción que cantaba con mis hijos de más chiquitos, y en la que tejíamos con las manos una telaraña invisible en el aire, y nos gustaba muchísimo, como muestra la señora del video. Dice así:


Itzy Bitzy Araña
Canción infantil
(Español)
Itzi, bitzi araña,
tejió su telaraña.
Vino la lluvia,
y se la llevó.
Salió el sol,
se secó la lluvia.
Y Itzi, bitzi araña,
otra vez subió.

Itsy Bitsy Spider
Children's Song
(English)

The itsy bitsy spider
Climbed up the waterspout
Down came the rain
And washed the spider out
Out came the sun
And dried up all the rain
And the itsy bitsy spider
Climbed up the spout again.
 

 Es una linda canción para niños con un buen mensaje: cuando vienen las lluvias, hay que esperar a que salga el sol, se sequen las aguas, y  tejer la telaraña de nuevo para lograr trepar y subir otra vez más...

                                                ¡Sigamos tejiendo telarañas!
                                       ¡Gracias, Lore! 

                            
                           ¡Sigamos danzando juntas!

                                  

A boca de jarro

5 comentarios:

  1. Los indios wichis, que habitan en el norte de nuestro país, tienen una realidad precaria y hasta rayana con la miseria. Carecen de servicios básicos y, a la hora de comer, cuentan con solo un juego de plato y cubiertos por grupo familiar, entonces cada comensal debe esperar su turno y no hay higiene que valga.Tienen el silencio como nexo, antes de iniciar un saludo con un visitante se toman largos minutos para mirarse, conectarse o quizás para establecer qué forma de conexión tener con el o los visitantes. Claro, es una comunidad profundamente machista. A veces el silencio nos permite dialogar de otra manera, apelando a lo paragestual, la mirada y por qué no a la energía que emana de nuestro ser.
    Aquí hay, señoras, una opinión masculina.

    ResponderEliminar
  2. Conozco de memoria tu silencio wichi,y tus largas y hondas miradas que hablan más fuerte que mi voz. Y así nos complementamos de maravillas: por eso nos elegimos. Hacemos una maravillosa dupla. Y valoro tus silencios tanto como tus comentarios cuando cuadran, y sabés que me gusta poner el oído y el hombro, por eso estoy escribiendo desde el momento en que necesitaste una voz que hablara fuerte y claro,
    "a boca de jarro", porque vos estabas muy dolido para siquiera hablar.Contá siempre con mi voz, mi oído y mi hombro, porque yo necesito lo mismo de vos. Gracias!!!
    Te quiero.
    Fer.

    ResponderEliminar
  3. Hola Fer! qué linda sorpresa... gracias de corazón por valorar mis aportes, que también me salen del corazón como a vos tus reflexiones.

    Me emocionó la asociación con la canción de la araña, porque así somos las mujeres... y estoy especialmente en esos días donde una se siente cansada de reinventarse una y otra vez, pero a su vez, casi inevitablemente, mi fuerza interior sigue siendo la del ave fenix... y sigo tejiendo, construyendo.

    Me encanto el aporte de tu esposo... tiene razón, y eso es lo que necesitamos de los hombres, que nos acoten desde la conexión, desde el amor y la seguridad. Y qué lindo es cuando sentimos que no hace falta poner palabras.
    Me alegra que ejerciten esa complementariedad desde tanto tiempo juntos y en el seno de una familia constituida.

    Gracias nuevamente Fer, te doy un abrazo muy muy fuerte!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Fer... me emociona siempre leer tu blog!!!!!!!!! No siempre comento, porque me deja pensando mucho...Justo de esto que hablas hoy lo pude experimentar...en un seminario de fieltro!! ya me pasó muchas veces en mi curso de pintura y todas las veces que he ido a los seminarios de fieltro. Cuando estamos todas ya sea pintando o afieltrando se genera una energía muy especial... una conección que impresiona... Es tan fuerte que no puede explicarse con palabras... Te mando un abrazo enorme... gracias por compartir cosas bellas!!!
    Un beso
    Moni

    ResponderEliminar
  5. Gracias de nuevo, Lore gracias, Moni! GRACIAS POR ESTAR. Yo no hago cursos con mujeres en este momento, pero he participado de algunos círculos en donde nos convocaba alguna tarea que terminaba siendo excusa para reunirnos en realidad, por esa energía que vos describís tan bien, Moni.Si hay algo que se notó aquí por estos días, y que me conmueve, es que hubo un viraje de lo racional a lo emocional, sin dejar de decir cosas con sentido común, pero ya más desde el alma y desde el corazón que desde la cabeza. Y está bueno conectar con las emociones puras de vez en cuando. Creo que a veces la cabeza se cansa, Lore. Tal vez se nos imponga usarla demasiado, y eso nos cansa... ¡Que descanses!
    ¡Un fuerte abrazo!
    Fer.

    ResponderEliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."