miércoles, 20 de julio de 2011

La Amistad

Pablo Picasso, "La Amistad"
                           
  Tengo pocos y buenos amigos. Se me hace difícil mantener amistades asiduas siendo adulta,  tendiendo a priorizar familia y trabajo, y siempre parece que los tiempos no dan para ese cafecito, esa rueda de mate, esa picadita que nos convoca e invita a la charla, que es lo que como adulta más valoro de la amistad. Fue más fácil en otras etapas de la vida, cuando no había hijos que ocupaban el centro de mi universo...
                 

  Pero los amigos están, de un modo u otro. Los amigos se filtran, se hacen presentes y cercanos a pesar de la distancia y la escasez de tiempo que se nos impone, no como elección de vida, sino por necesidad vital, aunque a menudo esta necesidad atenta contra nuestra vitalidad. Y son una gran necesidad vital aunque sea de modos diversos y acotados.


  Está mi amiga Ale, una amiga que me hice de adulta, una gran amiga, siempre presente a través de mails trasnochados, compartiendo cansancio, frustraciones laborales y de toda índole, y festejando logros ganados a todo pulmón. Una excelente amiga con la que sintonizamos en nuestra postura frente a la vida, con quien las diferencias nos aúnan y nos hacen más cercanas en tanto empatizamos  y nos entendemos más allá de ellas, una amiga que apoya, que dice cosas inteligentes y sensibles "a boca de jarro". Una amiga con la que puedo pasar de reír a carcajadas a llorar de emoción o de amargura sin vergüenza... Está Ale: ¡qué bueno! Siempre pienso que cuando nos jubilemos, tendremos tiempo para hacer cosas lindas juntas: estudiar algún idioma que no sea inglés, porque le enseñé inglés por un tiempo y de ahí surgió nuestra amistad, o ir a pasear, de shopping, si la jubilación nos alcanza, o qué se yo...

                                                
   Están Vale y Dani, también alumnas devenidas amigas, que apoyan y siguen, que aportan desde su juventud y su inteligencia, con quien siempre está pendiente el cafecito, y puedo abrir el corazón... ¡Qué bueno, Vale y Dani!

                                                               
   Están mis amigos de hace mucho, que ligué de rebote a través de mi esposo: Leo y Pablo, que ya no califican como amigos: son de la familia, y estuvieron presentes en momentos clave de nuestra vida familiar. Conocemos nuestras biografías, con sus momentos de felicidad y plenitud, y con los otros. Sin ellos seguramente no seríamos la familia que hoy somos. Y nos juntamos cuando podemos. ¡Qué bueno, Leo y Pablo! 

                                                                
   Está la bella Bea, una colega y compañera de trabajo ocasional y amorosa, con quien hicimos click desde el momento en que nos conocimos. Bella Bea, pasando por un momento feo, y yo apoyando desde donde puedo, como puedo. Bea sabia, que me da consejos "a boca de jarro", como a mí me gusta, sobre cómo moverme en el mundo del trabajo con mi inocencia a cuestas y cierta falencia a la hora de poner límites necesarios... ¡Qué bueno, Bea!
   Y está Mariana, que cantó "pri" cuando le conté que tomaba este rumbo blogger, y me felicitó, se copó con las historias de las clases de flauta de mi hija, e hizo correr la bola. ¡Qué bueno Mariana!

                                 
  Están mis amigas bloggers que sigo hace años, primero como lectora anónima, después comentando en sus blogs,  que tanto me enseñaron y enseñan, y que ahora están como amigas unidas en esta hermandad que genera el fenómeno fenomenal del blog: María Guadalupe Buttera y Ximena Ianantuoni. 

 María es una amiga del alma y maestra en mi camino de crecimiento personal en lo espiritual (¿hay otro?). Se brindó a mí desde que le envié mi primer tímido mail felicitándola por el efecto que su libro "El secreto de aceptar" había tenido en mi vida. Y me aceptó como amiga sin más. Estoy esperando que llegue el día en el que finalmente pueda hacerme una escapada a Santa Fe y la conozca cara a cara, porque ya la conozco de muchas otras formas bien íntimas. María me ha regalado regalos invaluables en forma de escritos, reflexiones, citas, videos ... perlas en el baúl de mis tesoros. Están todas guardadas en una carpeta que se titula "My Spiritual Stuff" (Mi material espiritual) entre mis documentos. María ha rezado por mí, y yo por ella y por lo que ella me pidió. Admiro a María. La quiero. 

María Guadalupe Buttera.

                                                             
  Y con Ximena siempre "Vamos Viendo", siempre la leo y la comento, hace años ya, le he enviado mails que me ha contestado en donde le abrí mi corazón, y no precisamente el lado más luminoso de mi corazón, y lo entendió. Me invitó a una de sus charlas de Crianza, y conocí personalmente al ser lleno de luz que irradia desde su blog, a esa mamá tierna y honesta para consigo misma, para con sus hijos y para con todos. ¡Qué bueno, Xime!


Ximena Ianantuoni. 


                                    
  Con estas dos amigas de blogs que sigo hace rato enlacé unas cuantas veces. ¡Cómo me gusta entender la amistad como un enlazar, un entramar, un aportar y lograr un precioso patchwork enriquecido por los aportes de individualidades unidas y en sintonía que no pierden su unicidad! ¡Qué bueno la amistad que se genera a través del fenómeno fenomenal del blog!


                                                  
  Están ahora todos esos amigos que he ido ganando este año a partir del blog o de mis cartas publicadas en LNR: Xavier Busto, Dora e Isaac, Vanina, Lorena, Facundo, Moni, Tatuagem, las bloggeras chilenas, en especial, La Mujer Mutante... ¡Qué buenas estas amistades fenomenales gracias al fenómeno fenomenal del blog!


                                                        
   Están las amigas que se habían perdido con el paso del tiempo por esas cosas de la vida, y que logré reencontrar gracias a Facebook, sobre el cuál debo escribir otra entrada, repensándolo ya, aunque no tranzando del todo con él.... Pero eso otro día.


                            
   Está Gaby, mi amiga perdida por mí de la niñez y la adolescencia, amiga entrañable que logra encontrar y brindarme las piezas perdidas del rompecabezas de esa era que no encontraba,  y las pone en su debido lugar, la mejor amiga que supe tener, y con quien, gracias a Facebook, hice contacto y nos reencontramos. Nos debemos más reencuentros, pero no es fácil. ¡Qué bueno, Gaby!

                                    
   Y está Sandra, compañera de un tramo del profesorado y amiga de parrandas, de noches de boliche en las que soñábamos encontrar al Príncipe Azul o de cualquier color... que nos tardó en llegar. Hace pocos día que me redescubrió casualmente, y nos debemos un cafecito cuando vuelva de sus vacaciones en la nieve.


                                    
  Está mi famlia, que no encaja en la categoría de "amigos", y sin embargo existe también el lazo de la amistad.  ¡Qué bueno la familia amiga!

                                 
                                   
  Y estoy yo, siempre tratando de hacerme amiga de mi misma, y dando pasos firmes en ese camino, con altibajos, y siempre en marcha de constante crecimiento. 


                      ¡Qué bueno amigarme conmigo misma!

                                             

Para todos y para los que no están explicítamente nombrados e igualmente están: ¡Gracias por estar!
Hoy y siempre...


A boca de jarro.         
¡GRACIAS!

   

14 comentarios:

  1. Qué lindo! Cuando una se pone a hacer un repaso, se da cuenta de que al final tiene muchos amigos :)
    En mi blog empecé a escribir sobre la amistad y tuve que dividirlo en infancia, adolescencia, juventud y adultez, jaja!
    Ay, ser amiga de una misma! Qué importante! Yo también lo busco...
    Un beso, que tengas un lindo día...

    ResponderEliminar
  2. Feliz Dia Fer!! Yo también tengo "pocos" amigos, y a muchos los veo esporádicamente, aunque aparecen cuando hace falta que aparezcan. Los contactos de facebook, aunque facebook se empeñe en llamarlos amigos, y se cuenten por decenas (y en algunos casos por centenas) son otra cosa!! Como bien diría tu padre (y el mío y otros cuantos) este invento comercial del "Dia Del Amigo" es uno más de los tantos intentos de la modernidad para vendernos chucherías!! Pero bienvenido si sirve para pensar o agradecer o recordar o simplemente saludar a los que queremos! Abrazo!!!
    Vale.

    ResponderEliminar
  3. FERRRRRRRR!!!! qué hermoso que escribis!!!!! preparada, lista para columnista. me llega al alma!!! me emociona muchas veces!!!! gracias por existir!!! muy bello lo tuyo, mi alma de fiesta!! abrazo! =)

    ResponderEliminar
  4. Gracias amigas mujeres!!!
    Gracias, Gi! No incluí tu nombre porque nuestra amistad es muy reciente, pero no creas que no pensé en vos al escribir este post: de hecho, comenté el tuyo ayer, que me gustó mucho, tanto como tu blog y los blogs a los que me abriste la puerta. Y te lo agradezco!!! Yo también te deseo un lindo día, y confío en que nuestra amistad seguirá dando frutos.
    Gracias, Vale! Sí, lo de encabezar esta entrada como la del día del padre se me cruzó por la cabeza, pero los comerciantes me van a terminar odiando. Nuestros padres evidentemente son muy parecidos, tanto como nuestros pareceres. Te voy a estar contactando vía mail para ese cafecito que quedó en promesa, ¿dale?.
    Y gracias, Vale: valés mucho para mí!!!
    María, Maestra, que vos me digas cosas tan lindas... GRACIAS, una y otra vez, yo te sigo, María, a donde vayas, en la Red S o afuera, y si en algo te puedo asistir, estoy a tu entera disposición: no quiero enterrar más mis talentos, quiero darlos al mundo para incrementarlos, como dice La Biblia. Mientras estaban enterrados no era enteramente feliz. Y ahora que "LOS ACEPTÉ", ahora que le dije "SÍ A LA VIDA",como vos enseñás con tanta pasión y simpleza, me siento mucho más yo y mucho más plena. Mi alma también está de fiesta. Y digo también: ¡Gracias por tu existencia!
    Pucha, que nos ponemos melosas, y me van a hacer llorar...
    ¡Un beso con abrazo grande para todas!
    Fer.

    ResponderEliminar
  5. Justo anoche, mientras trataba de conciliar el sueño, me acordé de una persona que no volví a ver y que no dejó un buen recuerdo en mí. No sé por qué me acordé de ella y de lo mal que me sentí por mucho tiempo por haberme estafado emocionalmente. Pensé hasta en ir a tocarle el timbre para preguntarle ¿por qué?. Y en eso recordé que ella fue el nexo imprescindible para que conociera a Fernanda. Es tedioso explicar aquí cómo se sucedieron los hechos. Pero lo cierto es que si no hubiera conocido a esta persona que tanto me decepcionó, Fernanda jamás hubiera llegado a mi vida. ¡Y de esto ya hace 10 años! Así que ahora en vez de ir a tocarle el timbre para ir a reclamar, voy a tener que ir a agradecer, jajaj
    Con Fer se puede decir que nos criamos juntas, pero en la adultez, seguimos aprendiendo juntas cada vez que compartimos nuestras experiencias en esta etapa de la vida. Con suerte, más adelante nos vamos a dar consejos sobre la presión, el reuma, la demencia senil, etc. (todo esto si no nos da Alzheimer, porque ahí ni nos vamos a reconocer... aunque podría surgir una amistad nueva, jajaj)
    ¡Te quiero mucho Fer! Gracias por este lugarcito en tu blog y por todo lo otro que vos ya sabés.

    ResponderEliminar
  6. Yo también te quiero mucho, y no voy a usar la palabra mágica que es el detonante de nuestra sonrisa en público: somos señoras de cuarenta, y sabemos "moderarnos"... Me debés la historia completa de la que tuviste ganas de ir a tocarle el timbre, pero la verdad, le agradezco profundamente que me haya hecho lugar: ¡esa es una amiga!
    Y hasta con Alzheimer creo que nos mataríamos de risa juntas, y también lloraríamos al unísono por la ansiedad perdida y convertida en enfermedad incurable...
    Ni que hablar de gracias ni por el lugarcito ni nada: ¡lo tenés en mi corazón!
    Hoy esto se puso muy meloso...
    Beso grande, Amiga!
    Fer.

    ResponderEliminar
  7. Tarde pero seguro!!!! felíz día!! Qué lindo haber llegado hasta tu blog y conocer a alguien tan genial como vos!!!!
    Abrazos!!!
    Moni

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Moni! Nunca es tarde cuando la amistad es buena. Y te felicito nuevamente, ahora acá "en casa", por el premio que recibiste a tu blog! Qué bueno que se premie a los blogs! Sobre todo a uno como el tuyo, que no tiene absolutamente ningún fin de lucro: es puro arte, en varios sentidos.
    Besos, celebro y comparto tu alegría!
    Fer.

    ResponderEliminar
  9. Feliz día Fer! te intuyo tan buena compañera de la vida...! me alegra que estemos en contacto, sé que no es casual.
    Gracias por tantas cosas lindas, y por incluirme. Te doy un abrazo muy fuerte y cálido! estamos conectadas :). besos

    ResponderEliminar
  10. Gracias a vos, Lore, por seguir, comentar y aportar riqueza y sabiduría desde un lugar calificado y sensato. Ya podés más que intuirme tu compañera de vida, aunque sea virtualmente...
    Cariños en este día y en todos, y seguimos conectadas para lo que me pasaste: fijáte qué podemos hacer "juntas" al respecto.
    Besos,
    Fer.

    ResponderEliminar
  11. ¡Feliz día para vos también Fer! Muchas gracias por haber hecho un lugarcito en tu post para mi. Y me pone muy contenta de que sientas el apoyo, aunque sea un poco reacia a publicar comentarios.
    Y vengo con un poco de atraso, es verdad. Aquí es cuando mi padre, además de refunfuñar por lo comercial del día del amigo, agregaría lo lento que hago todo, siempre a mi ritmo.
    Lo importante es aprovechar el día para pensar en la gente que uno quiere, y yo puedo pensar en esas personas el 21 de julio. Así que hoy, voy a pensar en vos, y en algunos otros amigos más a quienes les debería recordar lo mucho que aprecio su amistad.

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Dani!!! Yo pienso igual que tu papá con respecto al día del amigo, y no con respecto a tus velocidades y tiempos. En eso ya sabés que pienso que cada uno tiene sus tiempos, y no hay por qué "etiquetar" a nadie de "lento" ni de "rápido". Lo único bueno que le enseñó la maestra de 1er grado a mi hija es: "Piano, piano, van lontano"...
    El italiano no es lo mío, pero este dicho me "piacce molto"...
    Un besote y gracias por "il ricordo, ragazza cara mia"
    (Esto ya parece "El Padrino" versión Pinti...)
    Fer.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Fer!! aunque llegue tarde y pasado el día, aunque no me encuentre en la misma frecuencia de intercambio bloggeril que vos en este momento, y no pueda seguirte y acompañarte, me alegran tus lindas palabras, muchas muchas gracias!!
    pero lo más importante y lo que más me alegra es que vos encuentres en tu blog y en tu escritura tanto crecimiento y tanta expansión, y la despliegues y la celebres con entusiasmo, brindo por eso y más de eso!!!
    love love love, all we need is love!!
    cariños siempre!

    ResponderEliminar
  14. Nunca es tarde,Xime: yo ya te dije que te sigo y que te espero. Hace años que te sigo, Y me hacés un honor pasando por aquí, porque fuiste y sos una excelente maestra en el arte bloggeril, como tan dulcemente lo llamás. Tenés razón: "all we need is love". Tener un blog es otra manera de buscar el amor de los demás ... ¿no? Por eso no hago más que agradecer siempre, porque las caricias le hacen bien a mi alma, y hay que agradecerlas.
    Cariños siempre para vos también y seguimos viendo!!! GRACIAS:)!
    Beso y abrazo,
    Fer.

    ResponderEliminar

IBSN

IBSN

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.

© de todos los textos: María Fernanda Paz. Todos los derechos reservados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vasija de barro

Vasija de barro

"Yo quiero que a mi me entierren
Como a mis antepasados,
En el vientre oscuro y fresco
De una vasija de barro.

Cuando la vida se pierda
Tras una cortina de años,
Vivirán a flor de tiempos
Amores y desengaños.
Arcilla cocida y dura,
Alma de verdes collados,
Barro y sangre de mis hombres,
Sol de mis antepasados.

De ti nací y a ti vuelvo,
Arcilla, vaso de barro,

Con mi muerte vuelvo a ti,
A tu polvo enamorado."